Feb 23

¿Qué sabes de las Grasas Vegetales?

Es importante diferenciar qué tipo de grasa tomamos, por eso hoy vamos a hablar de las grasas vegetales. Las grasas son un nutriente que normalmente genera rechazo por su supuesta relación con el aumento de peso o del colesterol, pero no debemos olvidar que si se consumen con moderación, son fundamentales para nuestro organismo, ya que nos aportan energía, refuerzan nuestro sistema inmunológico y previenen diferentes tipos de enfermedades. Pero claro, cuando hablamos de la importancia de incluir grasas en nuestra dieta nos referimos principalmente a grasas vegetales, también conocidas como grasas “buenas”.

Una buena manera de tomar grasa vegetal es mediante aceites vegetales. Los aceites vegetales son los que se extraen de las semillas de plantas como el coco o la aceituna, entre otras. Aunque ambas grasas son de origen vegetal, cada una posee unas características diferentes, tanto en sus propiedades, como en su forma de extracción, como en sus usos.

grasa vegetales, aceites,

Diferencias entre el Aceite de Coco y el Aceite de Oliva

El Aceite de Coco se extrae del prensado en frío de la pulpa de los cocos, mientras que el Aceite de Oliva  se extrae del prensado en frío de las aceitunas. El Aceite de Coco está compuesto por un 90% de grasa saturada, mientras que el Aceite de Oliva contiene mayoritariamente grasa insaturada. A pesar de estos valores, debemos saber que el Aceite de Coco también posee grasa insaturada del mismo modo que el Aceite de Oliva también contiene grasa saturada.

grasa vegetales aceitesEs precisamente esta diferencia en la saturación la que hace que el Aceite de Coco solidifique antes que el Aceite de Oliva y lo haga más resistente a la oxidación por temperatura. El Aceite de Coco se derrite cuando se calienta a más de 25º C y tiene su punto de humo alrededor de 187º C, por lo que no se oxida fácilmente. Por esta razón, al cocinar a altas temperaturas se aconseja utilizar Aceite de Coco, ya que resiste mejor que el de Oliva, que puede llegar a oscurecerse, cambiar de sabor y reducir sus propiedades a temperaturas muy elevadas.

Grasas Hidrogenadas

Es importante no confundir grasas saturadas con grasas hidrogenadas. A diferencia de las grasas vegetales, las grasas hidrogenadas sí producen efectos secundarios negativos sobre el organismo.

Cuando el Aceite de Coco o cualquier otro aceite está hidrogenado se convierte en una grasa trans, que es el tipo de grasa que aumenta el colesterol LDL (colesterol malo). Cuando se habla de aceites refinados, desodorizados, mezclados, etc, no se aseguran las propiedades del aceite en cuestión.

Denominación “Virgen” y “Extra”

Lo que si debemos tener en cuenta es la calidad del aceite, sea del tipo que sea. Lo primero que debemos buscar en cualquier aceite es la denominación “Virgen”. Este término hace referencia a la forma en la que ha sido extraído, en este caso especifica que el aceite ha sido extraído mediante procedimientos mecánicos, sin aplicación de temperatura ni productos químicos. Cualquier aceite catalogado como “Virgen” mantendrá intactas todas sus propiedades. Además, al Aceite de Oliva puede recibir el denominativo de “Extra”, referido a una serie de características de olor y sabor.

¿Qué aceite escoger? 

Lo aconsejable es no excluir ninguno de los dos aceites de nuestra dieta. No se trata de sustituir uno por otro, si no de consumir moderadamente ambos y combinarlos según el fin.

Por ejemplo, el Aceite de Coco es una excelente fuente de triglicéridos de cadena media (MCT), por lo que se recomienda especialmente para patologías relacionadas con el sistema inmunológico, aumentar los niveles de HDL (colesterol bueno), quemar calorías, etc. Por su parte, el Aceite de Oliva es rico en ácido oleico, que previene el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, entre otras.

 

¿Quiere leer más sobre otras propiedades del Aceite de Coco?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección de correo electrónico y recibirá los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a nuestro blog ni recibirá correo basura de nuestra parte. Estaremos muy agradecidos si nos ayuda a divulgar esta información compartiéndola con su entorno. ¡Toda ayuda será bienvenida!

Feb 16

Calorías del Aceite de Coco

Si un alimento ha estado o está en el punto de mira es el Aceite de Coco. Son muchos los grupos que intentan desprestigiar al Aceite de Coco sin razón, asegurando que aumenta el colesterol, los triglicéridos o que engorda. En ocasiones, la falta de información lleva a hablar mal de este producto, pero lo cierto es que estudios científicos demuestran que tanto su composición como su consumo produce numerosos beneficios para la salud.

caloríasCentrándonos en lo de que si el Aceite de Coco engorda, podemos decir que engorda lo mismo que el resto de aceites vegetales. El Aceite de Coco contiene 9 calorías por gramo, exactamente las mismas que el aceite de oliva o el de girasol, es decir, una cucharada de Aceite de Coco contiene las mismas calorías que una cucharada del resto de aceites, aunque no lo digan.

Es cierto que si comparamos el aporte energético del Aceite de Coco (9 calorías por gramo), con el de los carbohidratos y proteínas (4 calorías por gramo), o los alcoholes (7 calorías por gramo), resulta más alto el del Aceite de Coco. Por lo tanto, de todos los alimentos que podemos ingerir que aportan energía a nuestro metabolismo, el Aceite de Coco Virgen y el resto de grasas alimenticias aportan más energía que el resto de alimentos.

Lo que sí debemos tener en cuenta es que, como cualquier otra grasa, el Aceite de Coco debe tomarse de manera responsable. Como ya sabemos, las grasas son un nutriente necesario para nuestro cuerpo, pero debemos ingerirlas con control, ajustándolas a las necesidades de cada cuerpo dependiendo del peso, la altura o la musculatura.

Además, el Aceite de Coco puecaloríasde ser un buen complemento dentro de un plan nutricional de pérdida de peso, ya que estudios demuestran que el consumo de Aceite de Coco Virgen puede tener una incidencia en la reducción del perímetro de la barriga gracias a su exclusiva composición. El Aceite de Coco se metaboliza en energía directamente en nuestro hígado, acelerando el metabolismo y contribuyendo a que el organismo entre en un estado metabólico conocido como cetosis mediante el cual, el cuerpo pasa a utilizar la grasa como combustible en vez del azúcar.

Ya sabes, si eres deportista o sigues un plan nutricional para adelgazar, no dudes en incorporar Aceite de Coco en tu dieta, pero asegúrate que sea Aceite de Coco Virgen.

¿Quiere leer más sobre éstas y otras propiedades del Aceite de Coco?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección de correo electrónico aquí y recibirá los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte. Estaremos muy agradecidos si nos ayuda a divulgar esta importante información compartiéndola con su entorno en las redes sociales o como estime oportuno. ¡Toda ayuda será bienvenida!

Feb 07

Aceite de Coco para tus ensaladas

Para llevar una alimentación saludable los especialistas recomiendan incluir frutas y verduras, bien sean cocinadas o crudas. Las ensaladas son, sin duda, un plato al que solemos recurrir continuamente, ya sea por placer o porque son fáciles y rápidas de preparar.

Más del 90% de la lechuga es agua, por lo que tomar ensaladas de manera habitual contribuyen a mantener la piel nutrida e hidratada, además de actuar como efecto saciante mitigando la sensación de hambre.

Otro de los beneficios de tomar ensaladas de manera habitual es que poseen una acción depurativa y diurética, y favorecen la función intestinal gracias al aporte de fibra.

Hoy os proponemos la receta de una rica ensalada con pollo y Aceite de Coco.

Ingredientes

  • Lechugas variadas
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 tomate grande o dos medianos
  • 1/2 cebolla morada
  • Pepinillos
  • 50 ml de Aceite de Coco
  • Vinagre y sal al gusto

Instrucciones

En una sartén ponemos a calentar el Aceite de Coco a fuego medio y añadimos el pollo cortado previamente en tiras o dados salpimentado. Cuando estén dorados, los apartamos.

Mientras, lavamos la lechuga y el tomate, para después cortarlo y ponerlo en el plato. Cortamos la cebolla morada y los pepinillos en julianas muy finas y también lo añadimos. Por último, añadimos el pollo y aliñamos con vinagre y sal al gusto.

Una receta sencilla y rápida con la que te beneficiarás del Aceite de Coco sin apenas esfuerzo.

¿Quiere recibir más recetas como esta de manera gratuita en su correo?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección aquí y recibirá automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que vayamos publicando en esta web, incluyendo las recetas. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte.

 

Ene 26

Aceite de Coco como hábito para niños

Es importante crear hábitos saludables para toda la familia, en especial para los niños. Cuando hablamos de hábitos nos referimos a la construcción de rutinas, costumbres y comportamientos que asumimos ante determinadas situaciones. Un buen ejemplo es la consolidación de hábitos alimentarios saludables que ayudarán a prevenir, desde la primera etapa de vida, la aparición de trastornos y enfermedades vinculadas a la nutrición como la tan de moda obesidad y el sobrepeso.

Los hábitos de alimentación se forman cuando los niños dejan de tomar leche como único alimento o cuando empieza su alimentación sólida. En esta etapa resulta esencial construir hábitos alimenticios adecuados y debe hacerse desde el hogar. Siempre decimos que los niños son como “esponjas” que absorben todo lo que ven y con la alimentación también pasa. En ocasiones, lo que los niños ven que comen los adultos contribuye a la formación de sus hábitos.

Incluir Aceite de Coco en la dieta de pequeños y mayores es, sin duda, un gran acierto debido a su exclusiva composición, formado por más de un 85% de Ácidos Grasos de Cadena Media que se metabolizan directamente en el hígado, lo que ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre y los niveles de energía constante.

Por otro lado, el Aceite de Coco es un alimento rico en Ácido Láurico, grasa especial precursora de la monolaurina, un compuesto que favorece la eliminación de bacterias, hongos y virus reforzando el sistema inmunológico de los más pequeños de la casa. El Aceite de Coco Virgen es una grasa vegetal que proporciona grasas saludables y de calidad, por lo que lo puedes utilizar para todo tipo de recetas, al horno, a la plancha, como edulcorante natural en repostería y también para freír (receta de éxito asegurado con los niños).

Además, está más que demostrado que el uso del Aceite de Coco Virgen para el cabello de los pequeños produce múltiples beneficios tanto en su aspecto como en la salud del propio pelo, y es que, el Aceite de Coco no se limita exclusivamente a la dieta, también tiene excelentes beneficios para la piel y pelo, como por ejemplo en la prevención de los piojos o en la lucha contra la dermatitis y las psoriasis. Está más que demostrado que el uso del Aceite de Coco Virgen para el cabello de los niños produce múltiples beneficios, al igual que para la boca, que mejora la higiene bucal.

No debemos olvidar que el Aceite de Coco es una grasa y por ello debemos tomarla de forma lógica, como cualquier otro producto. Es importante no incluir un exceso de grasa en la dieta de los niños, es decir, debemos introducir Aceite de Coco en sustitución de otro tipo de grasa y no por partida doble. A pesar de esto, el Aceite de Coco es un alimento natural y no un suplemento nutricional, por lo que las cantidades no tienen qTarrina Aceite Cocoue ser estables, pudiendo tomar unos días más que otros.

Ya sabes, si quieres empezar a incluir Aceite de Coco en la vida de tus hijos, asegúrate de que éste sea Aceite de Coco Virgen Original o ecológico certificado como por ejemplo, el Aceite de Coco sin aditivos y sin haber sido sometido a ningún proceso químico.

¿Quiere leer más sobre otras propiedades y beneficios del Aceite de Coco?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección de correo electrónico aquí y recibirá automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que publiquemos. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte. Además, estaremos muy agradecidos si nos ayuda a divulgar esta importante información compartiéndola con sus entorno en las redes sociales o como estime oportuno. ¡Toda ayuda será bienvenida!

Ene 19

Mímate con Aceite de Coco

 El Aceite de Coco ha pasado de estar entre los alimentos desterrados a ser un superalimento con incontables usos, y es que las grandes industrias no han podido seguir negando sus incontables beneficios.

Hoy vamos a recordar algunos de las propiedades cosméticas que ofrece el Aceite de Coco sobre el rostro y el cabello al que cada vez menos personas se resisten.

El Aceite de Coco es rico en ácidos grasos, concretamente en ácido láurico y cáprico, dos componentes con propiedades fungicidas y antimicrobianas, además de ser rico en proteínas, vitaminas E y K, magnesio, potasio, calcio e hierro. Estos ácidos grasos, junto con el resto de vitaminas, protegen a nuestra piel de posibles agentes externos como el frío de esta época.

Utiliza Aceite de Coco

  • Como crema hidratante. El Aceite de Coco incrementa la hidratación y reduce la pérdida de agua en zonas resecas de la piel. Por ejemplo, si quieres reducir las temidas arrugas de expresión, aplica un poco de Aceite de Coco como crema hidratante y déjalo actuar unos diez minutos aproximadamente. En poco tiempo podrás lucir los resultados, sus componentes estimulan la producción de colágeno y la regenaración de la piel.
  • Como exfoliante. Utiliza Aceite de Coco como base de un exfoliante natural que te ayudará a regenerar la piel y lucir un cutis limpio y radiante. Sólo tienes que mezclar tres o cuatro cucharadas de azúcar moreno con una cucharada de Aceite de Coco y remover hasta conseguir una mezcla uniforme. Después aplícalo en el rostro con movimientos circulares y deja actuar unos minutos. Aclara con abundante agua.
  • Contra el acné. Al contrario de lo que se podría pensar, el Aceite de Coco no engrasa la piel. Los ácidos grasos presentes en el Aceite de Coco ayuda a combatir las bacterias y los microbios que causan el acné. Para utilizar Aceite de Coco como crema antiacné aplica un poco en las zonas afectadas con un suave masaje y deja actuar unos 20 minutos para que la piel lo absorba. Después acláralo con agua tibia.
  • Como desmaquillador. Muchos desmaquilladores contienen alcohol y resecan la piel. En cambio, el Aceite de Coco es un producto natural por lo que no dará lugar a rojeces ni irritaciones. Úsalo para desmaquillarte echando unas gotas en un algodón húmedo y aplícalo por todo el rostro.
  • Como bálsamo labial. El Aceite de Coco es el mejor bálsamo labial que existe, así que si tienes los labios secos o incluso agrietados , unas gotas de Aceite de Coco te los reparará gracias a su potente acción hidratante.
  • Como acondicionador. El Aceite de Coco es uno de los tratamientos capilares más eficaces ya que funciona increíblemente bien reparando el cabello dañado, reconstruyendo la estructura molecular del mismo, penetrando en el tallo del cabello más allá de la cutícula, reforzando desde el interior a las puntas. Además, es perfecto para tratar la caspa. Para utilizar Aceite de Coco como acondicionador debes masajear unas cucharadas en el cabello llegando al cuero cabelludo, y si tienes el cabello fino y prefieres evitar llegar a la raíz, aplícalo exclusivamente en las puntas. Una vez hayas aplicado en todo el pelo, déjalo reposar unos 30 minutos. Después lávalo con tu champú habitual, en pocos días lucirás una melena sorprendente.

Para obtener los máximos beneficios es recomendable utilizar un Aceite de Coco que sea Virgen sin aditivos y que esté prensado en frío.

¿Quiere leer más sobre otras propiedades y beneficios del Aceite de Coco?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección de email aquí y recibirá automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que se publiquen en esta página. No usaremos su dirección de email para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte. Además, estaremos muy agradecidos si nos ayuda a divulgar esta importante información compartiéndola con sus entorno en las redes sociales o como estime oportuno. ¡Toda ayuda será bienvenida!

Entradas más antiguas «