oct 16

Aceite, Manteca y Mantequilla de Coco

Manteca de Coco

Manteca de Coco

El Aceite de Coco Virgen se extrae al prensar la pulpa del coco y es un alimento sumamente nutritivo que no contiene conservantes, colorantes y no ha sido modificado por ningún proceso químico, físico ni térmico. De manera natural, el Aceite de Coco Virgen se encuentra en estado líquido por encima de los 25 o 26 grados de temperatura (º C) y conforme la temperatura baja, el aceite va solidificando hasta convertirse en una manteca que se vuelve más dura cuanto más frío hace.

Normalmente, al bajar de los 22-23 grados la solidificación del Aceite de Coco Virgen es palpable a simple vista, pues en ese proceso su color cambia de transparente a blanquecino. Al llegar a os 21 grados de temperatura aproximadamente, el Aceite de Coco se vuelve completamente sólido, aunque aún está relativamente blando. Es precisamente en ese estado sólido pero blando en el que mucho llaman “Manteca de Coco” al Aceite de Coco Virgen.

Al continuar bajando la temperatura, el Aceite de Coco sólido se vuelve más duro, llegando a ponerse igual de duro que la mantequilla cuando la guardamos en la nevera, de ahí que mucha gente que guarda su Aceite de Coco Virgen en la nevera se refiera a este magnífico producto como “Mantequilla de Coco”.

Como ya hemos mencionado, las estupendas propiedades del Aceite de Coco no se ven afectadas por los cambios de temperatura y, lógicamente, tampoco por sus cambios de estado. Por ello, debe saber que independientemente de que prefiera tomar su Aceite de Coco Virgen líquido, semisólido, como la manteca o completamente sólido como la mantequilla fría, los beneficios que obtendrá por su consumo son los mismos.

Lo que debe tener en cuenta a la hora de comprar Aceite de Coco Virgen es su estado en la temperatura en que se encuentra. Por ejemplo, si lo compra a temperatura ambiente por encima de 23-24 grados y el Aceite de Coco no está líquido, desconfíe, es probable que se trate de aceite de coco hidrogenado. Por el contrario, si encuentra que con temperaturas inferiores a 21 grados el Aceite de Coco sigue estando líquido, también debe desconfiar, pues probablemente se trata de aceite de coco refinado y no de Aceite de Coco Virgen.

De modo que, para resumir, independientemente del nombre que le pongan, ya sea Aceite de Coco, Manteca de Coco o Mantequilla de Coco, el producto es el mismo y sus propiedades son idénticas. Lo único que probablemente varía, suponiendo que en todos los casos hablemos de un Aceite de Coco Virgen que no ha sido modificado, es la temperatura de almacenamiento y por tanto su estado físico.

oct 06

El uso del Aceite de Coco en el Deporte

Uso del Aceite de Coco en la práctica deportiva

Uso del Aceite de Coco en la práctica deportiva

Después de un final de siglo pasado bastante flojo, en los últimos 10 o 12 años el consumo de Aceite de Coco ha vuelto a incrementarse entre la población en general. Sin embargo, uno de los últimos segmentos de población en que el Aceite de Coco Virgen ha empezado a abrirse camino es el de los deportistas. Desafortunadamente, la comunidad de deportistas ha sido una de las últimas en entender que el consumo de grasas buenas, como el Aceite de Coco, lejos de engordar, es absolutamente beneficioso para el organismo.

Sabemos desde hace mucho tiempo que las proteínas son el componente plástico de nuestro cuerpo, el que permite al organismo generar tejidos de todo tipo. Sin embargo, nos ha costado más entender que son las grasas los componentes que dotan a estos tejidos de elasticidad y plasticidad.

El Aceite de Coco es un aliado indispensable en la práctica deportiva. Están más que constatados sus efectos sobre la termogénesis, algo que le ha valido desde siempre al Aceite de Coco Virgen su reputación como alimento indispensable en la pérdida de peso. Sin embargo, la comunidad deportiva pronto dio cuenta de otros efectos que estaba experimentando al utilizar Aceite de Coco como parte de su dieta.

Los deportistas que utilizaban Aceite de Coco comenzaron a reportar que sus cuerpos perdían grasa y su musculatura se encontraba más desarrollada que nunca. En efecto, el consumo de Aceite de Coco Virgen unido a la práctica deportiva arroja una serie de beneficios de entre los cuales cabe destacar que facilita la pérdida de grasa y contribuye a la reparación y generación de masa muscular.

Como ya hemos avanzado en otros artículos en esta misma web, las grasas predominantes en el Aceite de Coco son los ácidos grasos de cadena media. Los AGCM, por sus siglas en Castellano, son las beneficiosas grasas más comunes en el Aceite de Coco, que además es el alimento natural que más grasas de este tipo contiene.

En condiciones de necesidades energéticas especiales, como cuando estamos ayunando o practicando un deporte de alta intensidad, el organismo recurre al metabolismo de las grasas para producir energía. En efecto, nuestro cuerpo puede movilizar las grasas almacenadas para convertirlas en unos compuestos llamados cuerpos cetónicos, que muchos órganos internos utilizan como combustible para generar energía, entre ellos el corazón y el cerebro. Gracias a este mecanismo, el organismo mantiene la masa muscular y no degenera el músculo en estas condiciones de necesidad energética.

Resulta que estos ácidos grasos de cadena media contenidos en el Aceite de Coco Virgen se metabolizan directamente en este tipo de energía en el hígado, en lugar de convertirse en glucosa como otros alimentos. Esto posibilita que el organismo entre en el metabolismo de la grasa con facilidad, lo que produce que nuestra masa grasa disminuya y nuestra masa muscular aumente.

En este sentido, ingerir Aceite de Coco antes de la práctica deportiva tiene una doble utilidad. Por un lado, mejora nuestra resistencia, aportando energía de manera sostenida. A diferencia del consumo de carbohidratos, que produce picos de energía, el consumo de ciertos tipos de grasa, como los ácidos grasos de cadena media contenidos en el Aceite de Coco, proporciona energía de manera constante y sostenida durante largos períodos de tiempo. En la práctica, esto significa mayor capacidad de resistencia y menor agotamiento muscular.

Por otro lado, y como hemos mencionado al principio, el efecto de los ácidos grasos de cadena media contenidos en el Aceite de Coco sobre la termogénesis proporciona un nivel superior de energía permitiendo a los deportistas obtener mejor rendimiento de sus entrenamientos e incluso quemar grasas acumuladas después del entrenamiento gracias a la elevación de la temperatura corporal durante la fase de recuperación post-entrenamiento.

En un estudio llevado a cabo en Japón comparando la ingesta de triglicéridos de cadena media, como los contenidos en el Aceite de Coco, con la ingesta de triglicéridos de cadena larga, como los contenidos en otros alimentos., los resultados fueron concluyentes. Los atletas que tomaban ácidos grasos de cadena media como los contenidos en el Aceite de Coco Virgen obtuvieron mejores resultados en las pruebas. Entre otras cosas, los datos del estudio sugieren que la ingesta de alimentos como el Aceite de Coco antes del entrenamiento reduce el incremento habitual de la concentración de lactato en la sangre durante el ejercicio moderado e intensivo e incrementa subsecuentemente la duración del ejercicio de alta intensidad a niveles más altos que los de los atletas que consumen ácidos grasos de cadena larga.

Otro dato a tener en cuenta es que cada vez son más los deportistas que cambian el uso de la cafeína por la ingesta del Aceite de Coco antes del entrenamiento, pues es precisamente el Aceite de Coco Virgen el que les proporciona más energía durante más tiempo.

Finalmente, está demostrado que el consumo de Aceite de Coco Virgen unido a la práctica deportiva tiene un efecto inmediato en la reducción de la grasa abdominal. En este sentido, un entrenador personal del área de Washington llamado Josef Brandenbury llevó a cabo un experimento recientemente con algunas de sus clientas. A la mitad de ellas les suministró 30ml de aceite de soja antes del entrenamiento y a la otra mitad les suministró 30ml de Aceite de Coco. Después de 12 semanas, el grupo que tomaba aceite de soja no había perdido ni un sólo centímetro de grasa abdominal mientras que el grupo que tomaba Aceite de Coco Virgen tuvo un notable descenso de la grasa acumulada en esa zona de su cuerpo.

De modo que si practica deporte con regularidad o está pensando en comenzar a practicarlo, debe tener en cuenta los beneficios que produce el consumo de Aceite de Coco, tanto a nivel energético y de resistencia, como sobre las grasas acumuladas.

 

sep 24

La gran mentira de la nutrición

La gran mentira de la nutrición

La gran mentira de la nutrición

Llevamos décadas engañados por la industria alimenticia, comprando productos que supuestamente mejorarán nuestra salud y nos ayudarán a mantener nuestro peso. Sin embargo, los casos de obesidad, diabetes y enfermedad degenerativa no cesan de crecer por todos lados. Conforme las grandes empresas de alimentación se van expandiendo por todos los continentes, las epidemias provocadas por una mala alimentación de extienden con ellas.

Contra esta tendencia, alimentos milenarios de probadas propiedades como el Aceite de Coco Virgen se erigen como la única fuente real de salud que podemos encontrar en los alimentos. No es posible encontrar alimentos saludables dentro de un paquete o una caja de comida procesada. Si queremos mantener nuestra salud es imprescindible cuidar nuestra alimentación y en este sentido el Aceite de Coco, como hemos explicado tantas veces aquí, juega un papel fundamental.

Si ya existían una cantidad impresionante de referencias bibliográficas sobre el uso del Aceite de Coco Virgen en la nutrición, una nueva ha venido a aumentar la cifra en forma de libro éxito de ventas. Carlos Abehsera, autor de los libros Adelgazar sin Milagros y El Aceite de Coco, el elixir de la vida, en los que entre otras cosas nos explica como utilizar el Aceite de Coco en el marco de una dieta para diseñada para eliminar la grasa corporal, acaba de publicar un nuevo libro llamado La gran mentira de la nutrición. En este nuevo libro, Abehsera nos presenta un repaso a las grandes mentiras y mitos que acompañan a la nutrición y nos desvela las claves para mantener una salud de hierro vigilando los alimentos que ingerimos.

Uno de los ingredientes fetiches de este autor es el Aceite de Coco Virgen. Al igual que otros autores como David Perlmutterr o Bruce Fife, Carlos Abehsera es un convencido del uso del Aceite de Coco en la cocina y en este nuevo libro relata con claridad como esta beneficiosa grasa debería ser la única que utilizásemos para cocinar.

A lo largo de más de 300 páginas, Abehsera nos va demostrando como la industria alimenticia y la industria farmacéutica utilizan el marketing y la publicidad para engañarnos incrementando el consumo de sus productos, a los que atribuyen características casi milagrosas. En efecto, a diferencia del Aceite de Coco, el autor nos demuestra que muchos de estos productos altamente procesados no tienen las propiedades que los fabricantes les atribuyen y tan sólo sirven para engordar sus cifras de venta.

Uno de los temas que con más coraje defiende el autor en su libro es el uso del Aceite de Coco Virgen en la cocina y la eliminación de las grasas poli insaturadas como el aceite de soja, el de girasol, el de algodón o el de colza. El libro recomienda el uso del Aceite de Coco Virgen cuando se vaya a cocinar con temperatura y el uso de Aceite de Oliva Virgen Extra cuando se vaya a utilizar en frío, pues ambos aceites tienen propiedades beneficiosas para el organismo.

El nuevo libro de Carlos Abehsera, La gran mentira de la nutrición, está disponible en las webs de Amazon en España, México, Brasil, Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Alemania, Italia, Francia, India, Japón y Australia y además se puede comprar directamente en la tienda online OutletSalud.com. En España, puede encargarse en cualquier librería y su plazo de entrega es de sólo 48 horas.

Important!

Consigue tu ejemplar de La gran mentira de la nutrición con un 35% de descuento en España y Portugal utilizando el código promocional 35DTOLGM en esta tienda online con entrega en 24 horas.

sep 16

Aceite de Coco Virgen para la Psoriasis

Detalle de Psoriasis en los codos

Detalle de Psoriasis en los codos

Aunque ya hemos hablado en general del Aceite de Coco para los problemas de piel y de cómo utilizarlo en general al aplicarlo en la piel como hidratante natural, hoy vamos a recordar las magníficas cualidades que tiene en la lucha contra la psoriasis.

La Psoriasis es una enfermedad inflamatoria crónica de la piel que produce lesiones escamosas y, aunque no es contagiosa, si puede ser hereditaria. El tratamiento tópico de la psoriasis se puede realizar con diversos medicamentos pero, por lo general, la enfermedad vuelve a aparecer. Es habitual que aparezca en los codos, rodillas, cuero cabelludo, abdomen y espalda.

El uso del Aceite de Coco Virgen como crema hidratante en las lesiones provocadas por la psoriasis tiene un efecto calmante que alivia los síntomas de manera inmediata. En ocasiones, y aplicando el Aceite de Coco 3 veces al día en la zona afectada, se consigue que la enfermedad remita. Lo interesante es que el uso del Aceite de Coco Virgen para el tratamiento de la psoriasis nos puede evitar tener que utilizar cremas más agresivas como los corticoides tópicos.

A la hora de aplicar el Aceite de Coco en la zona afectada se psoriasis, podemos realizar dos técnicas, incluso conjuntamente, que harán que el tratamiento tenga un mejor y más prolongado efecto. Lo primero que podemos hacer es calentar ligeramente el aceite antes de aplicarlo. En lugar de aplicar el Aceite de Coco Virgen a temperatura ambiente, podemos calentarlo ligeramente (sin que llegue a quemar) y aplicarlo caliente. Esto hará que además de penetrar más rápidamente, llegue a más capas de piel de manera directa. Cabe recordar que el Aceite de Coco no pierde sus propiedades al aplicarle temperatura, pues es una grasa principalmente saturada a la que no afecta el calor. Por eso es muy indicado su uso en la cocina, dado que no se enrancia ni se oxida al cocinar con él.

Lo segundo que podemos hacer para incrementar los beneficios de la aplicación del Aceite de Coco en la zona afectada de psoriasis es aplicar temperatura, ya sea con una bolsa caliente o una manta térmica. Si conseguimos que el calor penetre en esa zona del cuerpo, está demostrado científicamente que la enfermedad puede remitir con mayor facilidad.

Al aplicar calor en la zona podemos observar que el Aceite de Coco Virgen se absorbe rápidamente, pero no debemos preocuparnos. Al contrario, es recomendable aplicar nuevamente Aceite de Coco en la zona afectada para garantizar que la piel siempre está bien impregnada.

Repitiendo este sencillo tratamiento casero a base de un producto tan natural como el Aceite de Coco, conseguiremos que los síntomas remitan e incluso que la enfermedad desaparezca. Eso sí, es muy importante la constancia y realizar las aplicaciones al menos 3 veces al día.

sep 10

El Aceite de Coco para los niños

Aceite de Coco para Niños

Aceite de Coco para Niños

Algunas personas son reticentes a introducir cambios en la dieta de sus hijos. Aún así, muchos de estos niños sufren de sobrepeso u otras enfermedades degenerativas. Ya dijo Einstein que si no estabas conforme con los resultados que obtenías, cambiases la forma de hacer lo que estuvieras haciendo, y en esta ocasión el Aceite de Coco Virgen juega un papel fundamental en la dieta de los niños.

Como ya hemos visto en otros artículos, el Aceite de Coco puede usarse con tranquilidad en la cocina. De hecho, al usar Aceite de Coco Virgen en nuestra cocina cotidiana reducimos la carga glucémica y prevenimos la obesidad. Esto es debido a que los ácidos grasos de cadena media contenidos en el Aceite de Coco no se convierten en glucosa para proporcionar energía, como la mayoría de alimentos, sino que se metabolizan en energía directamente, principalmente en el hígado.

Si preparamos las comidas de nuestros hijos utilizando Aceite de Coco Virgen, no solo les estaremos protegiendo del sobrepeso, sino que además les estaremos reforzando su sistema inmunológico. Como escribimos en este artículo, el Aceite de Coco es un potente agente bactericida que ayuda a mantener los microbios, las bacterias y los hongos a raya, creando una capa de defensa natural en nuestro cuerpo.

Además, si nuestros hijos sufren de algún problema de piel o incluso crean caspa en la pubertad, podemos utilizar el Aceite de Coco Virgen aplicándolo directamente en la piel y en el cabello, obteniendo magníficos resultados.

Otro aspecto a tener en cuenta acerca del Aceite de Coco es su capacidad para actuar como un edulcorante natural. Cuando vayamos a preparar nuestras recetas de repostería favoritas para nuestros hijos, podemos realizarlas sustituyendo cualquier grasa o manteca por Aceite de Coco Virgen. Esto aportará un dulzor natural a la receta que posibilitará que utilicemos menos azúcar o que incluso no utilicemos azúcar del todo en la receta, beneficiando enormemente la salud de los niños.

En cuanto a la comida rápida, que los niños adoran, el Aceite de Coco Virgen es un magnífico aliado para freír y hornear este tipo de comida. Al freír en Aceite de Coco, los alimentos quedarán crujientes y no absorberán tanta grasa como cuando se fríen en otros aceites más baratos. Además, cabe recordar que entre las magníficas propiedades del Aceite de Coco Virgen está el hecho de que no se degrada al cocinar a altas temperaturas con él. Por ello, es posible freír y reutilizar el mismo aceite varias veces sin que este se enrancie o se oscurezca.

Entradas más antiguas «