Mar 15

Aceite de Coco: cosmética masculina

Que los hombres también se cuidan ya no es un secreto. Cada vez son más los hombres a los que les importa su aspecto, y es que, hasta hace unos años, eran pocos los chicos que se preocupaban por su imagen personal.

La nueva tendencia es que el hombre se preocupe no sólo de su higiene, si no también por el estado de su piel, el aspecto de su pelo, de sus manos, etc, por lo que el mercado se ha tenido que adaptar a esta nuevas costumbres y la mayoría de las marcas han presentado líneas masculinas de cosmética. Sin embargo, existen remedios naturales mucho más eficaces y económicos como por ejemplo, el Aceite de Coco.

Como ya hemos dicho en anteriores ocasiones, el Aceite de Coco puede ser tu mejor aliado de belleza gracias a su excelente composición rica en ácido láurico y cáprico, además de vitaminas que ayudan a proteger la piel y mantenerla sana.

Son precisamente estos ácidos grasos, vitaminas y minerales los que convierten al Aceite de Coco en un excelente método de hidratación corporal y crema antiarrugas. Sus componentes luchan contra los radicales libres evitando el envejecimiento y favoreciendo la regeneración de la piel. Un buen uso del Aceite de Coco en el hombre es por ejemplo, después del afeitado para mitigar los daños causados y evitar rojeces o quemaduras. Además de como magnífica crema hidratante y antiarrugas, el Aceite de Coco también ayuda a cerrar los anti estéticos poros abiertos, evitando de este modo la acumulación de suciedad.

El cuidado del cabello también se ha extendido entre los hombres últimamente.Aceite de Coco El Aceite de Coco es un buen aliado para aquellos hombres que sufran alopecia, ya que sus ácidos grasos y vitaminas favorecen la regeneración celular y fortalecen los folículos. Del mismo modo, sus propiedades antibacterianas hacen que el Aceite de Coco sea un potente champú muy eficaz contra la caspa.

Otra de las magníficas propiedades del Aceite de Coco está relacionada con la pérdida de peso. Los ácidos grasos de cadena media presenten en el Aceite de Coco aceleran el metabolismo basal, lo que favorece la pérdida de grasa acumulada y ayudan a mantener constante los niveles de energía, lo que permite un mayor rendimiento en la actividad deportiva.

Y como no todo es el aspecto, el Aceite de Coco también previene otro tipo de problemas como el crecimiento de la próstata, o lo que es lo mismo la hiperplasia prostática benigna. Gracias al ácido láurico contenido en el Aceite de Coco, el sistema inmunológico del hombre se ve reforzado, evitando el crecimiento de células cancerígenas.

El Aceite de Coco es además un excelente tratamiento contra los ronquidos, ya que sus propiedades anti-inflamatorias ayuda a mitigar este molesto fenómeno acústico.

Ya sabes, si te gusta cuidarte, debes incorporar el Aceite de Coco entre tus rituales de belleza.

¿Quiere leer más sobre otras propiedades del Aceite de Coco?

Suscríbase al blog gratis dejando su dirección de correo electrónico y recibirá los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a nuestro blog ni recibirá correo basura de nuestra parte. Estaremos muy agradecidos si nos ayuda a divulgar esta información compartiéndola con su entorno. ¡Toda ayuda será bienvenida!

 

 

Mar 02

Falsos mitos del Aceite de Coco

comprar aceite de coco

Hay una gran desinformación o información equivocada que gira en torno a la nutrición. En el centro de éste huracán de mentiras se encuentra muchas veces el Aceite de Coco. Falsos argumentos en contra de su consumo y beneficios con el único fin de desprestigiar a este superalimento.

Hoy, de nuevo vamos a explicar algunas de las propiedades del Aceite de Coco para derribar los falsos mitos que se le atribuyen a las grasas saturadas en general y al Aceite de Coco en particular.

Hace unos años se decidió culpar a las grasas saturadas de enfermedades asociadas con el corazón al considerar que el exceso de grasa era lo que provocaba este tipo de cardiopatías al elevar, supuestamente, los niveles de colesterol. Es cierto que la grasa saturada aumenta la cantidad de colesterol, pero el colesterol que eleva es exclusivamente el colesterol “bueno” o HDL, por lo que el Aceite de Coco incide positivamente sobre la colesterolemia y no al contrario. Gracias a su concentración de ácido laurico, el Aceite de Coco consigue incrementar los niveles de HDL y cambiar los de LDL por un subtipo más benigno, lo que disminuye considerablemente la posibilidad de contraer enfermedades cardiovasculares.

Comprar aceite de cocoLa alta concentración de ácidos grasos de cadena media (MCT) del Aceite de Coco es otro de los componentes que lo pone en el punto de mira. Estos ácidos grasos de cadena media se metabolizan directamente en energía en nuestro hígado, por lo que no pueden acumularse como grasa corporal. En contra de engordar, el Aceite de Coco Virgen favorecerá tu plan de pérdida de peso. 

Otra de las acusaciones que la industria ha lanzado contra el Aceite de Coco es su relación con el aumento de los triglicéridos. Está más que demostrado que los triglicéridos elevados en sangre son consecuencia de la ingesta masiva de productos refinados como azúcares y harinas y no de la grasa saturada. El Aceite de Coco, al metabolizarse en energía eleva el metabolismo basal del cuerpo y reduce la tasa de triglicéridos, lo que favorece la pérdida de peso y la quema de grasas. 

No te dejes engañar y conoce toda la verdad sobre el Aceite del Coco.

¿Quiere leer más sobre otras propiedades del Aceite de Coco?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección de correo electrónico y recibirá los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a nuestro blog ni recibirá correo basura de nuestra parte. Estaremos muy agradecidos si nos ayuda a divulgar esta información compartiéndola con su entorno. ¡Toda ayuda será bienvenida!

Feb 23

¿Qué sabes de las Grasas Vegetales?

Es importante diferenciar qué tipo de grasa tomamos, por eso hoy vamos a hablar de las grasas vegetales. Las grasas son un nutriente que normalmente genera rechazo por su supuesta relación con el aumento de peso o del colesterol, pero no debemos olvidar que si se consumen con moderación, son fundamentales para nuestro organismo, ya que nos aportan energía, refuerzan nuestro sistema inmunológico y previenen diferentes tipos de enfermedades. Pero claro, cuando hablamos de la importancia de incluir grasas en nuestra dieta nos referimos principalmente a grasas vegetales, también conocidas como grasas “buenas”.

Una buena manera de tomar grasa vegetal es mediante aceites vegetales. Los aceites vegetales son los que se extraen de las semillas de plantas como el coco o la aceituna, entre otras. Aunque ambas grasas son de origen vegetal, cada una posee unas características diferentes, tanto en sus propiedades, como en su forma de extracción, como en sus usos.

grasa vegetales, aceites,

Diferencias entre el Aceite de Coco y el Aceite de Oliva

El Aceite de Coco se extrae del prensado en frío de la pulpa de los cocos, mientras que el Aceite de Oliva  se extrae del prensado en frío de las aceitunas. El Aceite de Coco está compuesto por un 90% de grasa saturada, mientras que el Aceite de Oliva contiene mayoritariamente grasa insaturada. A pesar de estos valores, debemos saber que el Aceite de Coco también posee grasa insaturada del mismo modo que el Aceite de Oliva también contiene grasa saturada.

grasa vegetales aceitesEs precisamente esta diferencia en la saturación la que hace que el Aceite de Coco solidifique antes que el Aceite de Oliva y lo haga más resistente a la oxidación por temperatura. El Aceite de Coco se derrite cuando se calienta a más de 25º C y tiene su punto de humo alrededor de 187º C, por lo que no se oxida fácilmente. Por esta razón, al cocinar a altas temperaturas se aconseja utilizar Aceite de Coco, ya que resiste mejor que el de Oliva, que puede llegar a oscurecerse, cambiar de sabor y reducir sus propiedades a temperaturas muy elevadas.

Grasas Hidrogenadas

Es importante no confundir grasas saturadas con grasas hidrogenadas. A diferencia de las grasas vegetales, las grasas hidrogenadas sí producen efectos secundarios negativos sobre el organismo.

Cuando el Aceite de Coco o cualquier otro aceite está hidrogenado se convierte en una grasa trans, que es el tipo de grasa que aumenta el colesterol LDL (colesterol malo). Cuando se habla de aceites refinados, desodorizados, mezclados, etc, no se aseguran las propiedades del aceite en cuestión.

Denominación “Virgen” y “Extra”

Lo que si debemos tener en cuenta es la calidad del aceite, sea del tipo que sea. Lo primero que debemos buscar en cualquier aceite es la denominación “Virgen”. Este término hace referencia a la forma en la que ha sido extraído, en este caso especifica que el aceite ha sido extraído mediante procedimientos mecánicos, sin aplicación de temperatura ni productos químicos. Cualquier aceite catalogado como “Virgen” mantendrá intactas todas sus propiedades. Además, al Aceite de Oliva puede recibir el denominativo de “Extra”, referido a una serie de características de olor y sabor.

¿Qué aceite escoger? 

Lo aconsejable es no excluir ninguno de los dos aceites de nuestra dieta. No se trata de sustituir uno por otro, si no de consumir moderadamente ambos y combinarlos según el fin.

Por ejemplo, el Aceite de Coco es una excelente fuente de triglicéridos de cadena media (MCT), por lo que se recomienda especialmente para patologías relacionadas con el sistema inmunológico, aumentar los niveles de HDL (colesterol bueno), quemar calorías, etc. Por su parte, el Aceite de Oliva es rico en ácido oleico, que previene el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, entre otras.

 

¿Quiere leer más sobre otras propiedades del Aceite de Coco?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección de correo electrónico y recibirá los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a nuestro blog ni recibirá correo basura de nuestra parte. Estaremos muy agradecidos si nos ayuda a divulgar esta información compartiéndola con su entorno. ¡Toda ayuda será bienvenida!

Feb 16

Calorías del Aceite de Coco

Si un alimento ha estado o está en el punto de mira es el Aceite de Coco. Son muchos los grupos que intentan desprestigiar al Aceite de Coco sin razón, asegurando que aumenta el colesterol, los triglicéridos o que engorda. En ocasiones, la falta de información lleva a hablar mal de este producto, pero lo cierto es que estudios científicos demuestran que tanto su composición como su consumo produce numerosos beneficios para la salud.

caloríasCentrándonos en lo de que si el Aceite de Coco engorda, podemos decir que engorda lo mismo que el resto de aceites vegetales. El Aceite de Coco contiene 9 calorías por gramo, exactamente las mismas que el aceite de oliva o el de girasol, es decir, una cucharada de Aceite de Coco contiene las mismas calorías que una cucharada del resto de aceites, aunque no lo digan.

Es cierto que si comparamos el aporte energético del Aceite de Coco (9 calorías por gramo), con el de los carbohidratos y proteínas (4 calorías por gramo), o los alcoholes (7 calorías por gramo), resulta más alto el del Aceite de Coco. Por lo tanto, de todos los alimentos que podemos ingerir que aportan energía a nuestro metabolismo, el Aceite de Coco Virgen y el resto de grasas alimenticias aportan más energía que el resto de alimentos.

Lo que sí debemos tener en cuenta es que, como cualquier otra grasa, el Aceite de Coco debe tomarse de manera responsable. Como ya sabemos, las grasas son un nutriente necesario para nuestro cuerpo, pero debemos ingerirlas con control, ajustándolas a las necesidades de cada cuerpo dependiendo del peso, la altura o la musculatura.

Además, el Aceite de Coco puecaloríasde ser un buen complemento dentro de un plan nutricional de pérdida de peso, ya que estudios demuestran que el consumo de Aceite de Coco Virgen puede tener una incidencia en la reducción del perímetro de la barriga gracias a su exclusiva composición. El Aceite de Coco se metaboliza en energía directamente en nuestro hígado, acelerando el metabolismo y contribuyendo a que el organismo entre en un estado metabólico conocido como cetosis mediante el cual, el cuerpo pasa a utilizar la grasa como combustible en vez del azúcar.

Ya sabes, si eres deportista o sigues un plan nutricional para adelgazar, no dudes en incorporar Aceite de Coco en tu dieta, pero asegúrate que sea Aceite de Coco Virgen.

¿Quiere leer más sobre éstas y otras propiedades del Aceite de Coco?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección de correo electrónico aquí y recibirá los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte. Estaremos muy agradecidos si nos ayuda a divulgar esta importante información compartiéndola con su entorno en las redes sociales o como estime oportuno. ¡Toda ayuda será bienvenida!

Feb 07

Aceite de Coco para tus ensaladas

Para llevar una alimentación saludable los especialistas recomiendan incluir frutas y verduras, bien sean cocinadas o crudas. Las ensaladas son, sin duda, un plato al que solemos recurrir continuamente, ya sea por placer o porque son fáciles y rápidas de preparar.

Más del 90% de la lechuga es agua, por lo que tomar ensaladas de manera habitual contribuyen a mantener la piel nutrida e hidratada, además de actuar como efecto saciante mitigando la sensación de hambre.

Otro de los beneficios de tomar ensaladas de manera habitual es que poseen una acción depurativa y diurética, y favorecen la función intestinal gracias al aporte de fibra.

Hoy os proponemos la receta de una rica ensalada con pollo y Aceite de Coco.

Ingredientes

  • Lechugas variadas
  • 1 pechuga de pollo
  • 1 tomate grande o dos medianos
  • 1/2 cebolla morada
  • Pepinillos
  • 50 ml de Aceite de Coco
  • Vinagre y sal al gusto

Instrucciones

En una sartén ponemos a calentar el Aceite de Coco a fuego medio y añadimos el pollo cortado previamente en tiras o dados salpimentado. Cuando estén dorados, los apartamos.

Mientras, lavamos la lechuga y el tomate, para después cortarlo y ponerlo en el plato. Cortamos la cebolla morada y los pepinillos en julianas muy finas y también lo añadimos. Por último, añadimos el pollo y aliñamos con vinagre y sal al gusto.

Una receta sencilla y rápida con la que te beneficiarás del Aceite de Coco sin apenas esfuerzo.

¿Quiere recibir más recetas como esta de manera gratuita en su correo?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección aquí y recibirá automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que vayamos publicando en esta web, incluyendo las recetas. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte.

 

Entradas más antiguas «