ago 11

Receta de Bonito en Aceite de Coco

Bonito con Aceite de Coco

Con la temporada estival en pleno auge en el hemisferio norte, aumenta el consumo de pescado y los países que bordean el mediterráneo disfrutan de una pesca fresca y de calidad. En España, los túnidos -pescados de la familia del atún- son prevalecientes en la dieta, tanto el Atún Rojo del Mediterráneo como el Bonito del Norte o el Bonito común que se pesca en las aguas del estrecho de Gibraltar.

Con un precio muy ajustado por kilo, el Bonito es un pescado rico en nutrientes de alta calidad como la proteína o los ácidos grasos Omega3. Al cocinar el Bonito con Aceite de Coco Virgen, se obtiene una magnífica mezcla de grasas saturadas e insaturadas de la más alta calidad, que complementan perfectamente las proteínas de este pescado.

Para la receta de hoy, vamos a utilizar un bonito de 2Kg, que hemos pedido al pescadero que nos limpie de modo que sólo nos queden los lomos troceados en taquitos.

Ingredientes:

  • 1 Bonito de 2Kg aproximadamente
  • 150ml de Aceite de Coco Virgen
  • Orégano
  • Romero
  • Tomillo
  • Albahaca
  • Dos dientes de ajo
  • Sal y pimienta a gusto
  • Un chorro de vino blanco

Instrucciones:

En una sartén ponemos a calentar el aceite a fuego medio y añadimos las especias para que se frían ligeramente unos segundos y el ajo cortado en pequeños trocitos. Casi de inmediato, añadimos los taquitos de Bonito que previamente habremos salpimentado y rehogamos unos minutos hasta que estén sellados, para que no pierdan el líquido y sigan estando tiernos.

Cuando están sellados, subimos el aceite al máximo y añadimos un chorro de vino, dejando que el alcohol se evapore con la cocción a alta temperatura. Deben aparecer unos grumos blancos de la evaporación del alcohol. En ese momento, bajamos y cocinamos unos minutos más a fuego lento, hasta que el aceite tome un ligero tono verdoso.

¿Quiere recibir más recetas como esta de manera gratuita en su correo?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección aquí y recibirá automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que vayamos publicando en esta web, incluyendo las recetas. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte.

jul 14

¿Aceite de Coco o MCTs? No te dejes engañar…

Aceite de MCTsExiste mucha confusión entre el Aceite de Coco y los aceites a base de MCTs, así que vamos a explicar las diferencias con claridad para que nadie se lleve a engaños a la hora de elegir el producto adecuado para su belleza y sobre todo su salud.

¿Qué son los MCTs?

Antes de comparar el Aceite de Coco Virgen con los aceites fabricados a base de MCTs tenemos que definir que son los MCTs. MCT significa Triglicéridos de Cadena Media (Medium Chain Triglycerides en inglés) y son lo mismo que los MCFA, que significa Ácidos Grasos de Cadena Media. En Español también se pueden nombrar como TCM o AGCM.

“Cadena Media” se refiere al tamaño de la cadena de ácidos grasos. Las grasas pueden ser de cadena corta, media o larga. La mayoría de los aceites están compuestos de una mezcla de ácidos grasos de cadena corta, media y larga. Los triglicéridos de cadena media o ácidos grasos de cadena media son aquellos que contienen entre 6 y 12 cadenas de carbono, y son los siguientes:

  • Ácido Caproico (C6)
  • Ácido Caprílico (C8)
  • Ácido Cáprico (C10)
  • Ácido Laúrico (C12)

Todos estos triglicéridos de cadena media aportan muy buenos beneficios para la salud. Los C6 a C10, aunque se encuentran en el Aceite de Coco Virgen en pequeñas cantidades, son predominantes en otros alimentos naturales como la leche de cabra. De ahí sus nombres con la raíz “capra”. Sin embargo, el ácido graso de cadena media predominante en el Aceite de Coco es el Ácido Laúrico. Aproximadamente el 50% en peso del Aceite de Coco Virgen es Ácido Laúrico, lo que convierte este alimento en la fuente natural más rica en Ácido Laúrico de la naturaleza. Aunque todos los MCTs (C6 a C12) tienen efectos beneficiosos en el organismo, el más importante y conocido de los 4 es el C12, el Ácido Laúrico, que está reconocido científicamente como agente antimicrobiano usado por la industria farmacéutica y nutricéutica. Los productos basados en el Ácido Laúrico en el mercado triplican a la suma de todos los productos basados en el resto de MCTs. De ahí la importancia que el Ácido Laúrico proporciona al Aceite de Coco Virgen.

El Aceite de MCTs se fabrica y el Aceite de Coco es natural

Al comparar Aceite de Coco Virgen con aceite de MCTs la lógica impone que en el segundo, sólo los cuatro MCTs están presentes y los triglicéridos de cadena corta y larga se han eliminado, pero eso no es lo que ocurre en la realidad y por tanto esa suposición es falsa. En realidad, los aceites de MCTs sólo contienen los ácidos grasos “capra”, (C6 a C10) y no suelen contener el Ácido Laúrico (C12) que es el más importante y potente de los MCTs. De modo que suponer que los beneficios de los aceites de MCTs son los mismos que los del Aceite de Coco es absurdo y erróneo. Si se usasen los mismos porcentajes de MCTs que hay en el Aceite de Coco para fabricar aceite de MCT, este último tendría un 80% de Ácido Laúrico y, sin embargo, no suele llevar nada de este triglicérido, el más beneficioso de todos.

¿Y porqué ocurre esto?

Porque el Ácido Laúrico, como hemos visto antes, es el MCT más preciado y el que quieren los fabricantes para desarrollar sus productos farmacéuticos y nutricéuticos, de modo que lo compran en grandes cantidades. ¿Y qué hacen los proveedores con el reso de MCTs cuando extraen el Ácido Laúrico del Áceite de Coco para venderlo a las farmacéuticas? Pues empaquetan el resto de MCTs y lo venden como aceite de MCT, pero claramente se trata de un aceite incompleto en el que el MCT más importante no está incluído.

¿Es mejor el aceite de MCT o el Aceite de Coco Virgen?

La respuesta es sencilla. ¿Cómo puede ser un producto al que le falta el ingrediente principal mejor que uno que está completo? De ningún modo el aceite de MCT es -ya no mejor- sino siquiera similar al Aceite de Coco. No existe en la naturaleza una fuente igual de Ácido Laúrico que el Aceite de Coco, así que si quieres beneficiarte de sus propiedades para la salud la única solución es tomar regularmente Aceite de Coco Virgen.

Al usar aceite de MCTs estás renunciando a las magníficas propiedades que ofrece el Ácido Laúrico para el organismo, dado que es el precursor en el organismo de la monolaurina, y cualquier médico le hablará de la importancia de la monolaurina para el sistema inmunológico. No te dejes engañar: el aceite de MCTs no es Aceite de Coco porque no tiene Ácido Laúrico y es precisamente este triglicérido el que confiere tan magníficas propiedades al Aceite de Coco Virgen. No estamos diciendo que el aceite de MCTs sea malo, simplemente que no es comparable al Aceite de Coco Virgen.

 

jun 30

Receta de Salmón Teriyaki con Aceite de Coco

Salmon Teriyaki con Aceite de Coco

La receta de hoy es un clásico de la cocina asiática que se puede conseguir en prácticamente cualquier restaurante de comida asiática internacional. El Salmón, combinado con el Aceite de Coco Virgen ofrece unos estupendos valores nutricionales que no pasarán desapercibidos para aquellos que cuidan su salud a través de los alimentos que toman.

El salmón es un pescado rico en grasas insaturadas Omega3. Al tomarlo junto con Aceite de Coco, completamos el aporte ideal de grasas incluyendo también ácidos grasos de cadena media, que son los que componen el Aceite de Coco Virgen.

Ingredientes:

  • 1 Paquete de Tallarines (Fettuccine) Slim Pasta (opcional como acompañamiento)
  • 4 Lomitos de Salmón fresco, con su piel
  • 150ml de Aceite de Coco Virgen
  • 5 dientes de ajo, molidos
  • 35g de de jengibre en polvo
  • 30g de zumo de lima
  • 30g de aceite de sésamo
  • 30g de vinagre de arroz
  • 30g de miel virgen
  • 250ml de salsa de soja
  • 1/2 pimiento

Instrucciones:

Mezclar todos los ingredientes en un cuenco excepto el salmón, el pimiento y los tallarines. Usar la salsa resultante para sumergir los lomos del salmón y que se empapen bien durante 2 o 3 horas en la nevera. Pasado ese tiempo, se pueden cocinar en la sartén, al grill o en la barbacoa, o incluso cocinarlos en el horno a temperatura alta durante 10-12 minutos.

Para saber cuando está correctamente cocinado, el pescado debe deshacerse en escamas al pincharlo con un tenedor. Con la salsa sobrante se pueden aderezar ligeramente los fettuccine como acompañamiento.

 

jun 18

Las 5 mentiras sobre el Aceite de Coco

Mentiras del Aceite de CocoDesafortunadamente, por incultura, desconocimiento o simple ignorancia, el Aceite de Coco suele ser atacado con argumentos en contra de su consumo. Basta echar un vistazo a los estudios científicos para entender que las propiedades del Aceite de Coco Virgen son absolutamente beneficiosas para el ser humanos, pero desgraciadamente a muchos les cuesta mucho leer unos párrafos y prefieren hablar sin conocimiento de causa.

Hoy vamos a dedicar unos minutos a derribar los mitos que rodean al Aceite de Coco, con la intención que poco a poco la información fluya y más personas entiendan y compartan los maravillosos beneficios que el Aceite de Coco Virgen puede ofrecernos.

 

La mentira del Aceite de Coco y el colesterol

¿Alguna vez has escuchado que el Aceite de Coco eleva el colesterol? Pues es un mito mal entendido. Por supuesto que es cierto que el Aceite de Coco Virgen eleva el colesterol, pero resulta que el colesterol que eleva es el colesterol bueno, el colesterol HDL. Por lo tanto, su consumo actúa directamente mejorando el ratio HDL-LDL (Colesterol Bueno – Colesterol Malo) y por tanto su efecto sobre la colesterolemia es positivo. Algunas personas oyen llover, pero no saben donde está cayendo el agua. Este es el típico caso de una información real tergiversada y malentendida para confundir al consumidor.

La mentira del Aceite de Coco que engorda

Si de algún aceite se han realizado numerosos estudios acerca de su efecto en el peso corporal, se trata sin duda del Aceite de Coco Virgen. El alto contenido en ácidos grasos de cadena media del Aceite de Coco lo ha convertido consistentemente en un objetivo de los investigadores que trabajan en el control del peso corporal. En efecto, los ácidos grasos de cadena media presentes en el Aceite de Coco se metabolizan directamente en energía en el hígado, por lo que no pueden acumularse como grasa corporal. Por ello, las personas que toman Aceite de Coco Virgen tienen más facilidad para adelgazar, como se demuestra sobradamente en el libro Adelgazar sin Milagros. Si quieres adelgazar y buscas un método en el que no pases hambre, se reduzca tu apetito de manera natural, se pierda peso de manera sana y rápida, no dejes de leer lo que las personas dicen del libro Adelgazar sin Milagros, pinchando aquí.

La mentira del Aceite de Coco que  aumenta los triglicéridos

Mentiras sobre el Aceite de CocoEste es un mito sin sentido. Hace años que sabemos que los triglicéridos elevados en sangre son consecuencia directa de la ingesta de productos refinados como las harinas o el azúcar. Tratar de culpar al Aceite de Coco Virgen de un alto nivel de triglicéridos es como si un fumador culpase al Aceite de Coco por su tos matinal, simplemente no tiene sentido. No existe ni un solo estudio científico que avale tal afirmación. Al contrario, al metabolizarse en energía, el Aceite de Coco eleva de manera natural el metabolismo basal de nuestro organismo, produciendo una menor tasa de triglicéridos en sangre.

La mentira de la calidad del Aceite de Coco

Algunas personas argumentan que el Aceite de Coco es un producto de baja calidad que se usa como relleno en las latas de conservas de algunos productos. Sin embargo, esto se debe a que muchas personas confunden el Aceite de Coco Virgen con el aceite de palma, que es ese aceite al que hacen referencia cuando hablan de latas de conserva. En efecto, el aceite de palma es un aceite que suele estar altamente procesado y cuyas propiedades poco o nada tienen que ver con las del Aceite de Coco. Por su parte, el Aceite de Coco Virgen se obtiene por medios absolutamente tradicionales y sin utilizar ningún agente químico ni físico más allá del propio prensado de la pulpa de los cocos.

La mentira del Aceite de Coco en la cocina

Todavía existen personas que creen que para que el consumo de Aceite de Coco sea beneficioso, este se debe tomar a cucharadas y en ayunas. Nada más alejado de la realidad. Los beneficios del consumo de Aceite de Coco Virgen se obtienen al consumirlo de cualquier modo, incluso después de haberlo usado para cocinar. Dicho de otro modo, el Aceite de Coco no se estropea ni sus propiedades cambian al cocinar con él. Otros aceite de excelentes propiedades, como el Aceite de Oliva, muestran una menor resistencia a la temperatura que el Aceite de Coco Virgen y por eso se  estropean al cocinar con ellos. Sin embargo, el Aceite de Coco no sufre oxidación ni enranciamento aunque lo utilicemos para freír. Por ello, debería ser el único aceite que usásemos en la cocina cuando aplicamos temperatura a nuestros platos.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog de manera gratuita dejando tu dirección de correo electrónico aquí y recibirás automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que vayamos publicando en esta web. No usaremos tu correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirás correo basura de nuestra parte. Además, sólo por suscribirte recibirás de manera gratuita el eBook LOS DIEZ BENEFICIOS CIENTÍFICAMENTE PROBADOS DE CONSUMIR ACEITE DE COCO

may 25

Cómo elegir el mejor Aceite de Coco

Como elegir un Aceite de Coco

Como elegir un Aceite de Coco

Ok, ahora ya sabes que el Aceite de Coco Virgen es un elemento que necesitas en tu vida: te produce efectos beneficiosos y nutritivos cuando lo consumes, te arregla el cabello, te hidrata la piel y un sinfín más de aplicaciones que sabes que son de máximo interés, pero… ¿Cómo sabes qué marca comprar o cual variedad escoger?

El Aceite de Coco que promocionamos en esta web es Aceite de Coco Virgen extraído en frío, seguro que eso ya lo sabías, y el motivo es que este tipo de extracción, sin temperatura ni productos químicos, no altera las estupendas propiedades de este producto milenario. Sin embargo, existen muchas marcas que dicen cumplir estos requisitos, de modo que probablemente te estés preguntando ¿Cuál debes comprar?

Nosotros pensamos que a igualdad de condiciones, o sea, con las mismas características, el Aceite de Coco más beneficioso para todos los consumidores es el que ayuda a todas las personas. Y es ahí donde radica la principal diferencia entre unos fabricantes y otros como veremos a continuación.

Hace ya algunos años realizamos un estudio comparativo de diversas marcas de Aceite de Coco Virgen. De todas las marcas que probamos, la que nos gustó más fue Coconoil, y lo cierto es que hemos realizado un seguimiento de esta empresa desde entonces hasta hoy, y lo que hemos aprendido de ellos no ha dejado de sorprendernos, pues además de un producto de altísima calidad, aportan una magnífica labor social.

Mientras que algunos fabricantes compran la materia prima, el Aceite de Coco Virgen, en grandes contenedores a granel y luego la envasan en botes más pequeños en los países de destino para ahorrar costes de transporte principalmente, Coconoil es una de las pocas empresas que envasa en origen, y esto tiene mucho que ver con la filosofía de Garry Stiven, el fundador de Coconoil.

Garry Stiven, fundador de Coconoil

Garry Stiven, fundador de Coconoil, recogiendo fondos para ayuda en África

Garry, empresario retirado y habitual cooperante y voluntario internacional, se encontraba realizando labores humanitarias en Sri Lanka tras el terrible Tsunami de 2004 cuando comprendió que la mejor forma de ayudar a los damnificados no era llevar más dinero allí, sino brindarles una oportunidad de crear algo, aportar valor y venderlo en todo el mundo, no sólo durante el tiempo que durase la ayuda humanitaria, sino durante décadas, enseñándoles a comerciar y a generar riqueza local. En ese momento comprendió que el comercio existente de Aceite de Coco entre Sri Lanka y Europa y América era abusivo para los productores locales, abocados a cobrar sólo unos céntimos por cada kilo de materia prima, que viajaba en grandes barcos hasta el mundo occidental, donde era reenvasada en el país de destino antes de ser vendida a clientes finales por un precio muy superior del que los agricultores recibían.

De este modo, se producía la riqueza en el país de destino en lugar de en el país de origen, porque toda la industria alrededor del envasado se producía en países desarrollados e industrializados, mientras que el pobre agricultor y recolector se quedaba con las migajas del negocio, apenas unos céntimos por kilo. Garry calculó que si lograba que los pequeños agricultores se asociaran y crearan cooperativas que fuesen capaces de envasar en origen, los beneficios por el trabajo realizado crecerían más de un 100%, y con ese plan en mente puso de acuerdo a un gran número de agricultores, que invirtieron en una planta de producción para envasar el Aceite de Coco Virgen en su origen, en este caso Sri Lanka, generando valor y riqueza local y desarrollando el tejido industrial allí donde más falta hacía.

El hecho de que Coconoil se envase en su origen significa que se crean puestos de trabajo allí donde hacen falta, en el tercer mundo, tanto en la planta envasadora como en las industrias auxiliares, de fabricación de contenedores, de etiquetado y de transporte, entre otros.

Pero para nosotros, consumidores  finales del producto, los beneficios también son importantes. Al realizarse el envasado en su origen, en su entorno natural de producción, la frescura, el aroma y el sabor son absolutamente naturales y reflejan la calidad del producto en su máximo esplendor.

Aceite de Coco Extra Virgen Ecológico

Aceite de Coco Extra Virgen Ecológico

Si estas razones no fuesen suficientes, hay un tercer factor a tener en cuenta a la hora de escoger un Aceite de Coco Virgen que se envase en origen como Coconoil: las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera. En efecto, los países productores de Aceite de Coco, como Sri Lanka, disfrutan de climas tropicales, lo que hace que el Aceite de Coco Virgen se encuentre en estado líquido durante todo el año y resulte sencillo de envasar. Sin embargo, al llegar a países occidentales que disfrutan de clima continental, por ejemplo en Europa, Estados Unidos o Latinoamérica, el Aceite se solidifica, especialmente si ha viajado en barco. Por ello, en las plantas de envasado de estos países hay que recalentar el Aceite de Coco Virgen para que vuelva a estar líquido y de este modo poder envasarse en botes más pequeños, lo que produce toneladas de gases contaminantes que son expulsados a la atmósfera en la planta de envasado, algo que no es necesario cuando se envasa en origen.

Estos, en palabras del propio Garry Stiven, son los motivos por los que Coconoil envasa su Aceite de Coco en origen, lo que reduce enormemente sus márgenes comerciales, dado que el transporte es mucho más caro que el transporte a granel. Sin embargo, como siempre recuerda el propio Sr. Stiven, él no creó Coconoil pensando en los beneficios empresariales, sino pensando en cómo podía ayudar a las devastadas gentes de Sri Lanka después del Tsunami, y por ello, más de diez años después del Tsunami, Coconoil es la marca de Aceite de Coco preferida por las personas con conciencia social… y ¿porqué no decirlo?, también por un buen gusto por los productos frescos, de calidad y con unas magníficas propiedades.

Si quieres colaborar con la labor humanitaria de Garry Stiven, puedes hacerlo comprando los productos Coconoil, que están envasados en origen. Si prefieres hacer una donación, aquí tienes su página personal en la que recauda fondos para diversas zonas necesitadas.

¿Te ha gustado este artículo?

Suscríbete al blog de manera gratuita dejando tu dirección de correo electrónico aquí y recibirás automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que vayamos publicando en esta web. No usaremos tu correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirás correo basura de nuestra parte. Además, sólo por suscribirte recibirás de manera gratuita el eBook LOS DIEZ BENEFICIOS CIENTÍFICAMENTE PROBADOS DE CONSUMIR ACEITE DE COCO

Entradas más antiguas «