abr 22

Un Aceite que te cuida por dentro… y por fuera

El Aceite de Coco te cuida por dentro y por fuera

El Aceite de Coco te cuida por dentro y por fuera

La popularidad del Aceite de Coco está creciendo de manera rápida entre las mujeres, que ven en este maravilloso producto un aliado perfecto para sacar a relucir toda su belleza. Los beneficios que se obtienen por usar Aceite de Coco Virgen en el pelo empiezan a ser ya muy conocidos por todas las mujeres, que se apuntan a esta nueva tendencia de usar productos naturales para potenciar la salud y la belleza de su cabello. En este artículo publicábamos hace poco las instrucciones de uso del Aceite de Coco en el pelo y no es casualidad que en sólo unos días se haya convertido en el artículo más leído de nuestra web. Los beneficios para la piel no se quedan atrás. El interés que despierta en las personas el Aceite de Coco para usarlo como loción corporal es altísimo porque, entre otras cosas, al tratarse de un producto 100% natural, los beneficios que aporta su uso en la piel son espectaculares. A su poder hidratante y su capacidad para nutrir la piel desde las capas inferiores, se une también el efecto que tiene sobre enfermedades de la piel como la dermatitis, como vimos en este artículo que publicamos hace poco.

Sin embargo, los beneficios a largo plazo del uso continuado de Aceite de Coco en la dieta se producen desde el interior… hacia fuera. En el libro Adelgazar sin Milagros, el autor Carlos Abehsera nos explica con detalle como añadir Aceite de Coco en la alimentación de manera que sus efectos beneficiosos para el organismo funcionen en el interior de nuestro cuerpo y se noten en el exterior. Este escritor relata en este libro la historia de cómo logró perder 35Kg de peso en tan sólo 4 meses. Al contrario de lo que muchos piensan, para perder esta cantidad de peso, el autor del libro no redujo la cantidad de alimentos que tomaba ni eliminó las grasas. De hecho, convirtió al Aceite de Coco en su grasa de referencia y, siguiendo una metodología que explica con detalle en el libro, lo uso en prácticamente todas y cada una de las 7 comidas que hacía cada día. Así perdió 35 kg, comiendo 7 veces al día, sin pasar hambre y manteniendo su salud.

De este modo, añadiendo Aceite de Coco Virgen a sus comidas logró acelerar su metabolismo y perder peso a una velocidad de vértigo, mejorando su salud y recuperando su forma física. Durante años, hemos escuchado que las grasas, especialmente las saturadas, engordan y son dañinas para el organismo. Sin embargo, todos los estudios recientes nos demuestran justo lo contrario. El consumo de grasa no tiene porqué hacernos engordar y, en casos como el del Aceite de Coco, su consumo nos ayudará a adelgazar.

Lógicamente, no se trata de algo tan sencillo como tomar Aceite de Coco y ver como los kilos van despareciendo. No se trata de un producto milagro y por ello el libro se llama Adelgazar sin MIlagros. En este libro, Carlos Abehsera nos explica exactamente que es lo que nos hace engordar, qué es lo que evita que adelgacemos con facilidad y cuales son los motivos por los que la dieta moderna está expandiendo una autentica epidemia de obesidad y diabetes por todo el mundo. En efecto, en países como México, la obesidad afecta ya a más del 30% de la población y, con su libro Adelgazar sin Milagros, el autor quiere llamar la atención sobre este problema y explicar, de manera sencilla y clara, lo que podemos hacer para evitar que nuestra salud se resienta debido al sobrepeso.

Lo que nos enseña en el libro es que para adelgazar no hace falta pasar hambre ni renunciar a las grasas y los aceites. De hecho, además del Aceite de Coco, el autor nos dice en su libro que también utiliza una gran cantidad de Aceite de Oliva en su dieta diaria y no por ello tuvo problemas en perder los 35Kg que perdió en sólo 4 meses. Al contrario, aprendiendo a utilizar cada aceite en el momento oportuno, pudo conseguir perder tal cantidad de peso en tan poco tiempo.

El libro Adelgazar sin Milagros está ayudando a muchas personas de todo el mundo a perder peso de manera sana, rápida y permanente y los diversos testimonios que podemos leer por todas partes dan buena fe de ello. Tanto en la web del libro como en Amazon, podemos leer lo que dicen algunos de los lectores y lectoras del libro y los efectos que está teniendo seguir este tipo de alimentación en su vida cotidiana.

Otra de las cosas que hace tanto al libro como a la web del propio libro interesante es la cantidad de recetas que van saliendo para cocinar platos de toda la vida de manera que nos ayuden a adelgazar. De este modo, vemos como el autor, en la sección de recetas de la web nos explica como cocinar todo tipo de alimentos, usando Aceite de Coco, para ayudarnos en la batalla contra la obesidad. Desde recetas de postres como bizcochos y tartaletas de queso a pescados, carnes o incluso pizzas y pastas.

Gracias a ingredientes como el Aceite de Coco Virgen, es posible adelgazar sin renunciar a los sabores de la cocina tradicional y libros como este deben convertirse en nuestra referencia si queremos llevar una vida más sana sin renunciar a los sabores y los placeres que nos ofrece la gastronomía. El Aceite de Coco es, sin duda, uno de los alimentos más versátiles y sanos que podemos utilizar para cocinar, porque nos beneficiará por dentro… y se notará por fuera! El libro está disponible tanto en formato papel como electrónico en las distintas webs que Amazon tiene en cada país y en España puede conseguirse además de manera rápida en esta web.

abr 20

Receta de Croquetas con Aceite de Coco

Receta de Croquetas con Aceite de Coco

Receta de Croquetas con Aceite de Coco

Aquí os dejamos una receta para preparar croquetas eliminando los hidratos de carbono que aportan la harina y añadiendo los beneficiosos ácidos grasos de cadena media que proporciona el Aceite de Coco. Las croquetas, que habitualmente se preparan con bechamel, una mezcla de mantequilla, harina fina y leche, se preparan en este caso utilizando ingredientes alternativos que nos ayudan a adelgazar con sabores tradicionales y deliciosos, eliminando los hidratos de carbono de la receta original. Además, como se usa salvado de trigo fino en la preparación de esta receta, las croquetas se convierten en una excelente fuente de fibra, además de proteínas y grasas.

Ingredientes:

  • 1 Pechuga de pollo
  • 200gr  de jamón de cerdo
  • Media cebolla
  • 1 Cucharada (15 gr) de Aceite de Coco 
  • 2 Cucharadas (30 gr) de Aceite de Coco  (para la masa)
  • 3 Cucharadas (45 gr) de Salvado de trigo fino (para la masa)
  • Nuez Moscada
  • Sal
  • 1 Huevo para el rebozado
  • Salvado de trigo fino (para rebozar)
  • Aceite de Coco (para freír)

Instrucciones:

Ponemos a cocer a fuego fuerte en un cazo con agua y un poco de sal la pechuga de pollo junto con el jamón de cerdo y una cucharada de Aceite de Coco Virgen. Dejamos hervir a fuego intenso durante media hora y reservamos el caldo para hacer después la masa. En una sartén, ponemos dos cucharadas de Aceite de Coco Virgen y salteamos la media cebolla picada hasta que esté pochada. Si es necesario, podemos añadir un poco de agua para ablandar la cebolla. Después, partimos la carne de pollo y jamón y la echamos a la sartén cuando la cebolla ya esté tierna. Añadimos después 3 cucharadas llenas de salvado de trigo fino y una pizca de nuez moscada y vamos vertiendo el caldo hasta obtener una masa consistente. Seguimos cocinando mientras removemos y añadimos el caldo. Cuando esté todo bien mezclado, lo pasamos por la batidora para obtener una masa fina bien batida. Volcamos nuevamente la masa de vuelta en la sartén y movemos para que evapore el exceso de líquido, y quede la masa jugosa pero no demasiado líquida. En este punto, la podemos probar y rectificar de sal si fuese necesario.

Dejamos la masa enfriar en un recipiente de cristal unas horas y luego las liamos pasando porciones de masa por huevo batido y rebozando en salvado de trigo fino. Finalmente, freímos las croquetas en Aceite de Coco a fuego muy intenso para que queden bien doradas por fuera sin absorber mucho aceite.

abr 20

6 Cosas que debes saber sobre el Aceite de Coco para la piel, el pelo y el cuerpo

Beneficios para la salud del Aceite de Coco

Beneficios para la salud del Aceite de Coco

El Aceite de Coco Virgen ha sido reconocido últimamente como un producto milagroso por sus múltiples usos y beneficios. Muchas personas apenas habían oído hablar del Aceite de Coco hace un año. Quizás se lo imaginaban como ingrediente de su arroz al curry o como aceite esencial en las herboristerías, pero, no como algo que pudiesen ponerse en la cara, el cuerpo o el pelo, al menos hasta ahora.

Lo cierto es que en el últimamente es muy difícil entrevistar a alguna persona acerca de lo bien que luce su cabello o su piel sin que esta nos diga que parte de su secreto es el uso de Aceite de Coco Virgen de manera habitual. Desde las artistas más famosas a las modelos más reconocidas, la mayoría de las personas afines al mundo de la belleza reconocen el efecto que tiene en su piel, su cabello y su cara el uso continuado de Aceite de Coco.

Cada persona con la que hablamos nos descubre una nueva forma de utilizar este maravilloso producto. Hay quien lo usa como crema hidratante facial. Algunos hombres lo usan antes y después del afeitado. Muchas mujeres que lucen una radiante cabellera lo utilizan como acondicionador. Otras como humectante y reparador del cabello. Pero, como ya hemos visto anteriormente en otros artículos, esto es sólo la punta del iceberg. Entre otras cosas, el Aceite de Coco también es beneficioso para acelerar el metabolismo y reforzar el sistema inmunológico.

Repasemos ahora 6 motivos por los que debe incluir el Aceite de Coco en su próxima lista de la compra:

  1. El Aceite de Coco es mejor que la crema facial hidratante promedio, el body milk o el serum capilar: Los hidratantes comerciales contienen gran cantidad de agua, que hacen que sientas que tu piel está hidratada. Pero tan pronto como este agua se seca, la piel pierde esa hidratación momentánea. Además, muchos hidratantes comerciales contienen ingredientes basados en el petróleo que pueden ahogar la piel. Por el contrario, el Aceite de Coco proporciona una hidratación real y profunda. Ayuda a reforzar las capas internas de la piel y promueve la eliminación de células muertas en el exterior que hacen que la piel tenga un tacto seco y rugoso. También es igualmente útil como hidratante capilar para tu cabello. Para usarlo de este modo, tan sólo tienes que aplicar un poco de Aceite de Coco en el pelo, desde la raíz hasta las puntas. En la cara, puedes usarlo del mismo modo que harías con una crema hidratante normal. Aunque tenga una apariencia muy grasienta, verás que se absorbe muy rápido. Una cucharada es suficiente para todo el cuerpo. Cámbialo por tu actual loción corporal y verás la diferencia pronto.
  2. ¿Qué buscar al comprar Aceite de Coco? Lo primero es asegurarse que el Aceite de Coco que compremos es Virgen, obtenido de la primera prensada en frío, que no ha sido hidrogenado, desodorizado, blanqueado ni modificado de ningún otro modo. También es importante que no contenga ingredientes modificados genéticamente (GMO). Otro aspecto importante a tener en cuenta es que tenga certificación de virgen y de ecológico (organic). Otro aspecto a tener en cuenta es el precinto del envase. Por su precio, algunos comerciantes compran al por mayor y reenvasan con su propia marca sin tener en cuenta las mínimas medidas higiénicas que garanticen la calidad y seguridad del producto. Por ello, mejor fiarse de marcas grandes a nivel mundial. Nosotros recomendamos, por su magnífica relación calidad-precio el Aceite de Coco Virgen Certificado Coconoil, que cumple con todos estos requisitos y puede comprarse en tiendas online como OutletSalud.com o incluso en Amazon.
  3. ¿Cómo conservarlo adecuadamente? El Aceite de Coco es un producto de larga duración. No hace falta conservarlo refrigerado. Si se encuentra por debajo de 23-24º de temperatura, presentará un aspecto sólido y, por encima de 25-26º se volverá líquido, sin que esto varíe ni modifique, en absoluto, sus propiedades. Aunque la fecha de caducidad indicada suele ser de 2 años a partir de su fabricación, lo cierto es que este aceite puede durar decenas de años si se preserva adecuadamente de la luz directa del sol (mejor envases opacos que de cristal) y de la humedad.
  4. ¿Por qué es un magnífico ingrediente para cocinar? Si quiere utilizar algún aceite para cocinar con temperatura en una sartén, por ejemplo, el mejor aceite que puede usar es sin duda el Aceite de Coco. Al ser una grasa saturada, este aceite es mucho menos proclive al daño por temperatura que sufren otros aceites para cocinar. No se oxida ni se enrancia, y sus maravillosas propiedades se mantienen inalteradas al usarlo en la cocina. Aunque algunas personas no lo saben, el Aceite de Coco no tiene colesterol ni grasas hidrogenadas, por lo que es muy saludable. De hecho, en numerosos estudios, el Aceite de Coco ha demostrado reducir el colesterol malo y elevar el bueno. La top model Miranda Kerr es una gran fan de Aceite de Coco y se lo añade habitualmente a sus ensaladas y a su té verde. Miranda dice que nota sus efectos en el brillo de su cabello y en su piel tersa y suave.
  5. Los Orígenes del Aceite de Coco: En algunas partes del mundo, el uso continuado del Aceite de Coco en la piel y el cabello ha sido una tradición durante cientos de años. Muchos viajantes a Asia aprovechaban para traerse pequeños botes de Aceite de Coco, como un producto casi milagroso que no estaba disponible en esta parte del mundo. En los mercados de Tailandia y Filipinas, era habitual ver turistas preguntando por el Aceite de Coco. En esos mercados, las comerciantes locales explicaban a los turistas como utilizar el Aceite de Coco en la piel y en el Cabello.
  6. Beneficios para la Salud. Además de los beneficios más conocidos del Aceite de Coco, existe un beneficio supremo para la salud en el uso de este producto ancestral. El Aceite de Coco está compuesto principalmente por Ácidos Grasos de Cadena Media o triglicéridos de cadena media. Estas grasas, altamente beneficiosas para el organismo, han sido profundamente estudiadas y se ha comprobado que sus efectos en el organismo por su ingesta continuada son múltiples, incluyendo elevar el metabolismo basal, reforzar el sistema inmunitario y contribuir a la defensa del organismo con sus efectos antivirales, fungicidas y antibacterianos.

Si está listo para probar los magníficos efectos del Aceite de Coco en su piel, su pelo y su organismo en general, no dude en conseguir su primer bote en alguna tienda online o en Amazon.

abr 14

Cómo usar Aceite de Coco en el Pelo

Cómo usar el Aceite de Coco en el pelo

Cómo usar el Aceite de Coco en el pelo

El Aceite de Coco es uno de los tratamientos más efectivos para una gran variedad de aplicaciones capilares. Muchas personas afirman que el Aceite de Coco Virgen funciona mejor que cualquier tratamiento artificial disponible en el mercado porque es 100% natural, no tiene siliconas, alcoholes ni otros productos químicos que puedan agravar la sensibilidad de la piel y el cabello. El Aceite de Coco funciona increíblemente bien reparando el cabello dañado, bien por el calor o bien por cualquier otro procedimiento, el cabello seco o cualquier otro problema relacionado con el pelo.

El Aceite de Coco es además, de manera natural, un agente fungicida, lo que lo convierte de inmediato en un tratamiento anticaspa ideal, tanto para eliminarla como para prevenirla, manteniendo un pelo radiante con un cuero cabelludo sano al utilizarlo de manera habitual en el cuidado de nuestro pelo, de una a cuatro veces al mes.

El Aceite de Coco se puede encontrar en gran variedad de formatos y tiendas. Nosotros siempre recomendamos Coconoil porque tiene una relación calidad-precio excepcional. Cualquiera de las tres variedades de Aceite de Coco Virgen Certificado Coconoil, ya sea Coconoil Original, Coconoil Organic o Coconoil Africa son adecuados para el uso en el pelo.

El Aceite de Coco Virgen funciona bien reconstituyendo el pelo dañado porque su estructura molecular, al contrario que otros aceites vegetales o cremas hidratantes que se quedan en la superficie del cabello, hace posible que penetre el tallo del cabello más allá de la cutícula, reparando y previniendo el daño desde el interior hacia fuera. El ácido Laúrico y el ácido Cáprico presentes en el Aceite de Coco ayudan a reestructurar el pelo, incrementar su resistencia previniendo la pérdida de proteínas y, por encima de todo, dotándolo de un espectacular brillo natural y soltura que lo hacen más fácil de manejar con un importante descenso de los enredos, las roturas y la debilidad de las puntas. Mucha gente incluso argumenta que su pelo se cae menos y tienen mayor volumen desde que utilizan Aceite de Coco de manera regular.

Veamos ahora como utilizar el Aceite de Coco Virgen en diversas aplicaciones:

Aceite de Coco como Acondicionador

Para utilizar el Aceite de Coco como Acondicionador en profundidad masajear unas cuantas cucharadas en el cabello bien limpio llegando hasta el cuero cabelludo. Si su cabello es muy fino, quizás quiera evitar llegar hasta el cuero cabelludo y aplicarlo sólo en el cabello para evitar que este se apelmace junto a la cabeza. Si tiene el pelo muy largo, debe utilizar más aceite, aplicando todo el necesario para llegar a todo el cabello. En las zonas en las que el pelo esté más dañado (típicamente más cerca de las puntas), debe utilizar más cantidad que en las zonas más próximas al cuero cabelludo. Lo mejor es dividir todo el pelo en varias secciones y aplicarlo en una sección cada vez, de manera que nos aseguremos que el Aceite de Coco llega hasta cada uno de los pelos. Si el Aceite de Coco que tenemos está solidificado (por debajo de 24º aproximadamente), tendremos que licuarlo antes de empezar, poniéndolo unos minutos al baño maría para que sea más sencillo usarlo en el cabello.

Una vez que hayamos aplicado el Aceite de Coco en todo el cabello, lo dejaremos reposar unos 20 o 30 minutos. Se puede dejar más tiempo si el cabello está muy seco o muy dañado. Para conseguir mayor penetración, se puede utilizar un gorro de ducha para cubrir el cabello después de aplicar el aceite y encima una toalla a modo de turbante. Opcionalmente, podremos calentar la toalla con un secador una vez la tengamos puesta encima del gorro para proporcionar un poco de calor al tratamiento y maximizar los beneficios.

Cuando hayamos acabado, y si hemos utilizado suficiente Aceite de Coco, el pelo necesitará de un lavado con un champú suave. El Aceite de Coco puede ser un regalo divino para aquellas personas que tienen el cabello seco, dañado, muy procesado o quemado. Es importante experimentar con las cantidades adecuadas de Aceite de Coco para cada caso particular y cuanto tiempo debemos dejarlo actuar, en función del estado del cabello y la cantidad de pelo. Si se le queda el cabello grasiento después de realizar este tratamiento, pruebe a usar menos aceite o a utilizar más champú para aclararlo.

Aceite de Coco como Crema Hidratante y Desenredante

Se puede utilizar una pequeña cantidad de Aceite de Coco en el cabello, aplicándolo después de la ducha desde la mitad del pelo hacia las puntas, como crema hidratante de uso diario, que además eliminará buena parte de los enredos con facilidad al peinarnos. Debe saber que usarlo de este modo en la piel también logra obrar milagros en pieles secas o estropeadas!

Aceite de Coco como Tratamiento Anticaspa

Para tratar la caspa, masajee con una pequeña cantidad de Aceite de Coco su cuero cabelludo, y después deje que repose durante al menos 10 minutos e incluso durante toda la noche si lo usamos antes de acostarnos (en cuyo caso es aconsejable usar un gorro de ducha o envolver la almohada en una toalla. Después, se puede aclarar con normalidad bien con agua caliente o incluso con un champú suave.

 

 

abr 01

El Aceite de Coco en el Embarazo y la Lactancia

El Aceite de Coco en el Embarazo

El Aceite de Coco en el Embarazo

Existe una amplia gama de estudios e investigaciones con respecto a la relación existente entre la nutrición de la madre embarazada y los nutrientes que llegan a su feto. La mayor parte de estos estudios concluyen que el entorno en el que se desarrolla el feto en el vientre materno puede afectar a la salud del bebé a largo plazo, produciendo incluso el desarrollo de patologías de todo tipo, desde autismo a alergias, pasando por asma o cualquier otra condición crónica.

El Aceite de Coco proporciona a las madres embarazadas nutrientes esenciales que juegan un papel importantísimo en el organismo, permitiendo que una serie de nutrientes esenciales fluyan hasta el feto y contribuyan no solo a su crecimiento y desarrollo, sino también a su protección. Estos efectos son notorios no sólo en el feto, sino también en el neonato. Los ácidos grasos presentes en el Aceite de Coco protegen a fetos y los bebés de enfermedades, virus como el herpes o el VIH, protozoos como el Giardia Lamblia y bacterias como la Chlamydia o el Helicobacter.

Por su parte, la leche materna contiene aproximadamente un 50% de grasas saturadas, un 35% de insaturadas y un 15% de polinsaturadas. El Ácido Laúrico y el Ácido Cáprico están presentes aproximadamente en un 20% del total de grasas saturadas de la leche materna. Con sus potentes propiedades antivíricas, antimicrobiana y fungicidas, el Ácido Laúrico tan sólo está presente de manera significativa en otro alimento en mundo: el Aceite de Coco Virgen.

Un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition ha demostrado que las madres lactantes que toman Aceite de Coco como parte de su dieta tienen mayores cantidades de Ácido Laúrico y Ácido Cáprico en su leche. Estos ácidos grasos son fáciles de absorber y utilizar por el sistema digestivo de los recién nacidos. El Ácido Laúrico, como parte de la leche materna -o incluso como ingrediente de la leche preparada para bebés- proporciona a los lactantes energía en forma de ácidos grasos de cadena media, que les ayudan a desarrollarse y crecer de manera apropiada.

La importancia de los ácidos grasos de cadena media (C8 a C14) en la nutrición humana está fuera de toda duda, pues estudio tras estudio avala los beneficios de la ingesta continuada de estas grasas saturadas y ahora vemos como los deportistas comienzan a tomar todo tipo de suplementos que incluyen MCTs (Medium Chain Triglycerides – Triglicéridos de cadena media).

De acuerdo con los últimos estudios, cuando las madres lactantes añaden Aceite de Coco a su dieta habitual, el Ácido Laúrico multiplica por tres su presencia en la leche materna y el Ácido Cáprico la multiplica por dos. Una ingesta de Aceite de Coco puede afectar positivamente la composición de la leche materna por hasta tres días, ocurriendo el máximo incremento de los MCTs durante las primeras 10 horas después de la ingesta. Este dato demuestra que la dieta de la madre tiene efecto directo sobre la leche que genera y probablemente sobre los nutrientes que le pasa al feto cuando está embarazada.

Por si esto fuese poco, los estudios han demostrado que las madres que han tomado ácidos grasos de cadena media (como el Aceite de Coco) durante el embarazo han tenido mucha más facilidad para eliminar la grasa acumulada durante el embarazo después del parto. Todo apunta a que los depósitos de grasas saturadas de cadena larga que han acumulado las madres que han seguido con su nutrición habitual son más difíciles de romper por el organismo y por ello a estas madres les ha costado más trabajo deshacerse de los kilos que han ganado durante el embarazo.

De manera que si está embarazada o en periodo de lactancia, o conoce a alguien que lo esté, no lo dude ni un minuto: el Aceite de Coco Virgen es uno de los mejores alimentos que puede consumir para fortalecer su salud y la de su bebé. ¡Quizás un bote de Aceite de Coco Virgen Ecológico sea un buen regalo para el recién nacido y su madre!

 

Entradas más antiguas «