El Aceite de Coco en las dietas cetogénicas

Beneficios de la dieta cetogénica

Beneficios de la dieta cetogénica

La dietas para adelgazar bajas en carbohidratos, también llamadas cetogénicas porque inducen la cetosis, son aquellas en las que se fuerza al organismo a utilizar las grasas como energía en sustitución de la glucosa. La cetosis es precisamente el uso de grasa como combustible. Una vez que una persona entra en cetosis le resulta relativamente sencillo adelgazar porque su cuerpo tiende a usar la grasa acumulada como combustible, produciéndose por consiguiente una pérdida de grasa localizada en tejido adiposo del cuerpo.

El Aceite de Coco Virgen es una grasa compuesta principalmente por ácidos grasos de cadena media. Este tipo de grasas, también llamada triglicéridos de cadena media, tiene la particularidad de metabolizarse en energía directamente en el hígado, por lo que son altamente recomendables para dietas bajas en carbohidratos, ya que aceleran el proceso metabólico antes descrito llamado cetosis.

Precisamente por este motivo el Aceite de Coco virgen está continuamente asociado a la pérdida de peso y es objeto de todo tipo de investigaciones. Nosotros ya hemos publicado bastantes artículos al respecto como este, este o este otro, pero en esta ocasión queremos entrar un poco más en el detalle de la utilidad del Aceite de Coco en el marco de una dieta baja en carbohidratos.

La doctora Mary Newport

La doctora Mary Newport

La doctora Mary Newport utiliza el Aceite de Coco Virgen en la dieta baja en carbohidratos que administra a su marido para tratar su enfermedad de Alzheimer. Esto es algo que relata con detalle en su libro Alzheimer: ¿Y si hubiese una cura? En este libro la doctora Newport relata con detalle el tipo de dieta que administra a su marido y como el Aceite de Coco Virgen juega un papel crucial produciendo los preciosos cuerpos cetónicos que son precisamente los que suministran energía y nutrientes al cerebro en sustitución de la glucosa.

Los cuerpos cetónicos se crean en el hígado al metabolizarse la grasa como la contenida en el Aceite de Coco Virgen en energía. El organismo crea estos cuerpos cetónicos para alimentar aquellas células que no son capaces de alimentarse directamente de grasa. Durante las dos primeras semanas que una persona está en cetosis, el organismo crea más cuerpos cetónicos de los que necesita y el sobrante se expulsa por la orina, el sudor y el aliento, lo que hace que el olor de estos fluidos sea especialmente fuerte y metálico. Sin embargo, pasadas las dos o tres primeras semanas de la cetosis, el organismo se acostumbra a producir únicamente la cantidad de cuerpos cetónicos que necesita, ajustando su producción a las necesidades reales. De este modo, el aliento, la orina y el sudor corporal dejan de ser la vía de escape de los cuerpos cetónicos excedentes y recuperan su olor normal.

Además de como tratamiento del Alzheimer, las dietas cetogénicas están especialmente indicadas para el tratamiento de la epilepsia infantil, por lo que en estos casos también es recomendable suplementar la dieta con Aceite de Coco Virgen en las cantidades adecuadas.

Además de estas enfermedades degenerativas, el Aceite de Coco Virgen se utiliza comúnmente en la pérdida de peso por el mismo motivo, la facilidad que supone entrar en cetosis con su consumo. En el libro Adelgazar sin Milagros su autor nos explica como, llevando una dieta cetogénica con Aceite de Coco logró perder 35 kilos en sólo 4 meses y ha mantenido esa pérdida durante años. Además, infinidad de lectores de ese mismo libro dejan sus comentarios explicando como ellos mismos han logrado similares resultados usando el mismo método sin que su salud se halla visto mermada en absoluto.

¿Necesita más información?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección aquí y recibirá automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que vayamos publicando en esta web. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte.

Si te gustó este artículo también te gustarán estos:

2 comentarios

    • Raquel Gonzalez en 1 abril, 2016 a las 17:46
    • Responder

    Excelente información!

    • Eduardo Cáceres Gamito en 24 mayo, 2017 a las 9:03
    • Responder

    Estoy ya varias semanas consumiendo aceite de coco en un vaso de agua con una pizca de bicarbonato y zumo de medio limón: pretendo la dieta cetogénica. Es acertada la forma de conseguirlo?. Creo que mas o menos no llego a poner 10 ml de acéite, ¿debo aumentar la cantidad?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.