El aceite de coco y los niños

El Aceite de Coco y los niños

El Aceite de Coco y los niños

Ya hemos dicho en repetidas ocasiones que el Aceite de Coco Virgen debería formar parte de la dieta de todas las personas. En este artículo recordábamos hace poco las distintas formas que podemos utilizar para tomar Aceite de Coco a diario. Sin embargo, si existen unas personas que se puedan beneficiar más del uso del Aceite de Coco Virgen en su dieta, estas son los niños.

Por su tendencia natural a comer alimentos basura, los niños pueden beneficiarse mucho de la inclusión del Aceite de Coco en su dieta. Al contrario que otros aceites vegetales, el Aceite de Coco Virgen proporciona a los niños grasas de calidad, protege su sistema inmunológico y les ayuda a mantenerse sanos.

A la hora de preparar un menú para niños, es fundamental utilizar Aceite de Coco en su elaboración. De este modo conseguiremos que al menos las grasas que ingiera sean grasas saludables. Una forma de hacer esto es utilizar Aceite de Coco Virgen para freír. Dado que los más pequeños disfrutan habitualmente con los productos fritos, desde huevos a pollo empanado, la mejor opción que tenemos es sin duda freír en Aceite de Coco.

Pero freír no es la única opción que tenemos para utilizar el Aceite de Coco en la cocina de los más pequeños. Al contrario, es sólo una de las muchas opciones a nuestro alcance. Por ejemplo, podemos usar el Aceite de Coco en la repostería que hagamos para los más pequeños para reducir el uso de azúcar endulzando de un modo natural. También podemos usarlo untado en pan o incluso para realizar una receta de crema de cacao como esta.

Como es lógico, el Aceite de Coco Virgen puede usarse para asar, hornear o incluso aderezar platos. Por su sabor dulzón, el Aceite de Coco Virgen suele gustar bastante a los niños, por lo que no hay que preocuparse con su sabor. Al contrario, los niños agradecerán un alimento que tiene un sabor agradable y que además es sano y nutritivo.

Si usamos el Aceite de Coco Virgen como grasa de referencia en la alimentación de nuestros hijos notaremos que no se enferman con tanta frecuencia, que sus niveles de energía son mayores y que, en general, gozan de mejor salud que si usamos otras grasas vegetales mucho más nocivas para el organismo humano y, especialmente, para el de los niños.

¿Necesita más información?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección aquí y recibirá automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que vayamos publicando en esta web. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte.

Si te gustó este artículo también te gustarán estos:

5 comentarios

Ir al formulario de comentarios

    • Mercedes Gallardo de Monterrosa en 18 agosto, 2016 a las 1:54
    • Responder

    Me parece fabuloso,lamento no haber tenido toda esta información con anterioridad.

    • Mercedes Gallardo de Monterrosa Abuelita.. en 18 agosto, 2016 a las 1:59
    • Responder

    Me parece un producto natural fabuloso lamento no haber conocido los beneficio con antelacion

    • adriana en 26 agosto, 2016 a las 19:19
    • Responder

    tengo una niña de 6 años con infecciones de vias urinarias recurrentes la cual siempre aparece infeccion por e. coli y segun su urologa esta relacionada con estreñimiento crónico que tiene.
    yo he leido sobre sus beneficios pero me gustaría que nos ahondara mas sobre el tema y que dosis le puedo dar a ella. ya que le doy una cucharadita en ayunas y m,e damiedo si le puede perjudicar esa cantidad.

    • Jesús Rodríguez González en 4 octubre, 2017 a las 3:42
    • Responder

    El aceite de coco ” extravirgen ” a qué se refiere, y si es benéfico al igual que el aceite de coco virgen? Gracias!

    • Claudia Rodriguez en 10 noviembre, 2017 a las 15:49
    • Responder

    BUENOS DÍAS. QUISIERA SABER CUANTAS CUCHARADITAS DE ACEITE DE COCO DEBERIAN, DARSELE A LOS NIÑOS PARA REFORZAR EL SISTEMA INMUNOLÓGICO Y A LAS PERSONAS GRANDES PARA QUE RESULTE EFECTIVO. MUCHAS GRACIA!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.