May 12

¿Es realmente el Aceite de Coco tan bueno como suponemos?

Cocos de los que se extrae el aceite

Cocos de los que se extrae el aceite

Artículo original publicado en el Huffington Post (en inglés) por Meredith Melnick disponible aquí.

De modo que, ¿es el Aceite de Coco realmente bueno para nuestra salud o simplemente una nueva moda? Y en ese caso, ¿porqué pensábamos que era tan malo para nosotros?

El Aceite de Coco está por todas partes hoy en día: como sustituto de la mantequilla para las recetas vegetarianas, como aceite de cocina para los entusiastas de la salud, como tratamiento de belleza como hidratante natural de la piel y el pelo e incluso como colutorio para mejorar la salud oral.

¿Pero no fue hace menos de una generación que estábamos quejándonos del Aceite de Coco como el peor de los peores por su alto contenido en grasas saturadas nefastas para nuestro corazón? ¿Estábamos equivocados entones o es que ahora estamos siendo presa de esta moda pasajera?

Según Tom Brenna, un profesor de ciencias de la nutrición de la facultad de Ecología Humana de la Universidad de Cornell, la respuesta es una combinación de ambas cosas. No todos los aceites de coco son iguales. Los Aceites de Coco virgen que se pueden comprar hoy en día en cómodos botes listos para consumir no tienen nada que ver con las grasas de coco parcialmente hidrogenadas que se utilizaban en la producción industrial de alimentos en los 80, y que era una versión altamente procesada de este aceite que además contenía grasas trans y otros componentes peligrosos que elevaban severamente el colesterol.

“El antiguo Aceite de Coco refinado y desodorizado causa rápidos y peligrosos aumentos del colesterol, de esto no hay duda alguna” dijo Brenna en un email al HuffPost Healthy Living. “No hay ninguna evidencia de que este sea el caso con el Aceite de Coco Virgen que está disponible hoy en las tiendas y que no lo estaba en los setenta y los ochenta cuando la industria usaba grasas refinadas y blanqueadas del coco.”

El Aceite de Coco Virgen e incluso una versión refinada se pueden encontrar ahora en muchas tiendas y sobre todo en comercios online y por todas partes leemos que tiene capacidad para hacernos perder peso, protegernos de las enfermedades e incluso prevenir el Alzheimer. Desde luego, es mucho mejor que su predecesor usado en la elaboración de alimentos industriales hace unas décadas, pero, ¿es realmente tan bueno como dicen?

“Tiene unas propiedades prometedoras pero debemos realizar más estudios antes de nombrarlo el superalimento de 2014” dijo Kristin Kiskpatric, MS, RD, LD, directora de los servicios de nutrición para el bienestar del Cleveland Clinic Wellness Institute.

Recientemente, un estudio llevado a cabo con células de ratón y publicado en el Journal of Alzheimer’s Disease llamó la atención al descubrir que el tratamiento con Aceite de Coco ayudó a proteger las neuronas corticales en condiciones de laboratorio. ¿Se puede extrapolar eso efecto protector al cerebro de los humanos? No, claro que no.

El Aceite de Coco también puede ayudar en la pérdida de peso tal y como se demostró en un estudio de 2009 durante el cual las mujeres que tomaron un suplemento de Aceite de Coco perdieron más grasa grasa abdominal que las que tomaron un suplemento de aceite de soja. Pero Kirkpatrick advierte del efecto mediante el cual a veces aceptamos los alimentos que nos parecen sanos sin preocuparnos del control de las cantidades. “Simplemente porque sepamos que produce beneficios para la salud no debemos utilizar una botella entera para cocinar”, dijo.

El Aceite de Coco está compuesto en un 90% por grasas saturadas (la mantequilla, en un distante segundo puesto, contiene un 64% de grasas saturadas), pero el tipo de grasa saturada importa tanto como la cantidad. Aproximadamente la mitad de las grasas saturadas del Aceite de Coco es Ácido Laúrico, un triglicérido de cadena media que resulta tener un buen número de propiedades saludables, incluyendo la capacidad para subir el HDL (colesterol bueno). De acuerdo con el Wall Street Journal, las personas tienen más facilidad para digerir los triglicéridos de cadena media y convertirlos en energía, lo que hace que el Aceite de Coco sea una magnífica elección para los atletas.

¿Necesita más información?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección aquí y recibirá automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que vayamos publicando en esta web. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte.

Si te gustó este artículo también te gustarán estos:

5 comentarios

1 ping

Ir al formulario de comentarios

    • josefina on 5 mayo, 2015 at 22:38
    • Responder

    Muy buenos articulos. ADELANTE

  1. hola como estan… me gustaria saber si el aceite de coco organico es bueno para cocinar todos mis alimentos y en que me beneficia gracias.

    • Araceli on 2 noviembre, 2015 at 16:38
    • Responder

    Me encata es exselente

  2. Como un aceite de coco virgen organico y sin Refinar que contiene 12g de grasa Saturada por porcion es bueno para la salud, Si la grasa Saturada aumenta el LDL (cholesterol malo)… Que alguien me explique!!!!!!

  3. Para Tavio, dice el artículo “las grasas saturadas del Aceite de Coco es Ácido Laúrico, un triglicérido de cadena media que resulta tener un buen número de propiedades saludables, incluyendo la capacidad para subir el HDL (colesterol bueno)”

  1. […] ¿Es realmente el Aceite de Coco tan bueno como suponemos? […]

Deja un comentario