Aceite de Coco como hábito para niños

Es importante crear hábitos saludables para toda la familia, en especial para los niños. Cuando hablamos de hábitos nos referimos a la construcción de rutinas, costumbres y comportamientos que asumimos ante determinadas situaciones. Un buen ejemplo es la consolidación de hábitos alimentarios saludables que ayudarán a prevenir, desde la primera etapa de vida, la aparición de trastornos y enfermedades vinculadas a la nutrición como la tan de moda obesidad y el sobrepeso.

Los hábitos de alimentación se forman cuando los niños dejan de tomar leche como único alimento o cuando empieza su alimentación sólida. En esta etapa resulta esencial construir hábitos alimenticios adecuados y debe hacerse desde el hogar. Siempre decimos que los niños son como “esponjas” que absorben todo lo que ven y con la alimentación también pasa. En ocasiones, lo que los niños ven que comen los adultos contribuye a la formación de sus hábitos.

Incluir Aceite de Coco en la dieta de pequeños y mayores es, sin duda, un gran acierto debido a su exclusiva composición, formado por más de un 85% de Ácidos Grasos de Cadena Media que se metabolizan directamente en el hígado, lo que ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre y los niveles de energía constante.

Por otro lado, el Aceite de Coco es un alimento rico en Ácido Láurico, grasa especial precursora de la monolaurina, un compuesto que favorece la eliminación de bacterias, hongos y virus reforzando el sistema inmunológico de los más pequeños de la casa. El Aceite de Coco Virgen es una grasa vegetal que proporciona grasas saludables y de calidad, por lo que lo puedes utilizar para todo tipo de recetas, al horno, a la plancha, como edulcorante natural en repostería y también para freír (receta de éxito asegurado con los niños).

Además, está más que demostrado que el uso del Aceite de Coco Virgen para el cabello de los pequeños produce múltiples beneficios tanto en su aspecto como en la salud del propio pelo, y es que, el Aceite de Coco no se limita exclusivamente a la dieta, también tiene excelentes beneficios para la piel y pelo, como por ejemplo en la prevención de los piojos o en la lucha contra la dermatitis y las psoriasis. Está más que demostrado que el uso del Aceite de Coco Virgen para el cabello de los niños produce múltiples beneficios, al igual que para la boca, que mejora la higiene bucal.

No debemos olvidar que el Aceite de Coco es una grasa y por ello debemos tomarla de forma lógica, como cualquier otro producto. Es importante no incluir un exceso de grasa en la dieta de los niños, es decir, debemos introducir Aceite de Coco en sustitución de otro tipo de grasa y no por partida doble. A pesar de esto, el Aceite de Coco es un alimento natural y no un suplemento nutricional, por lo que las cantidades no tienen qTarrina Aceite Cocoue ser estables, pudiendo tomar unos días más que otros.

Ya sabes, si quieres empezar a incluir Aceite de Coco en la vida de tus hijos, asegúrate de que éste sea Aceite de Coco Virgen Original o ecológico certificado como por ejemplo, el Aceite de Coco sin aditivos y sin haber sido sometido a ningún proceso químico.

¿Quiere leer más sobre otras propiedades y beneficios del Aceite de Coco?

Suscríbase al blog de manera gratuita dejando su dirección de correo electrónico aquí y recibirá automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco que publiquemos. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte. Además, estaremos muy agradecidos si nos ayuda a divulgar esta importante información compartiéndola con sus entorno en las redes sociales o como estime oportuno. ¡Toda ayuda será bienvenida!

Si te gustó este artículo también te gustarán estos:

1 comentario

  1. Excelentes reportes muy enriquesedores gracias solo me gustaria saber en que cantidades la puede consumir un niño, un adulto y un adulto mayor gracias, saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.