«

»

Ene 05

Aceite de Coco para deportistas

Hace unos años, debido a la mala información, el Aceite de Coco estaba considerado como un alimento perjudicial para la salud debido a su supuesta mala composición. Afortunadamente, se ha demostrado que no todas las grasas son iguales y que, en concreto, el Aceite de Coco está constituido por un 90% de grasa saturada, es una fuente de triglicéridos de cadena media (MCT), conocido como la mejor fuente de ácidos grasos, además de ser rico en ácido laúrico, ácido que consigue aumentar los niveles de HDL, o lo que es lo mismo, colesterol bueno en la sangre. Gracias a estas aclaraciones, el consumo de Aceite de Coco ha incrementado en la población en general y ha empezado a abrirse camino entre los deportistas.

Cuando hacemos cualquier tipo de deporte, nuestro organismo necesita energía para hacer que los músculos funcionen. Tradicionalmente se ha optado por la ingesta de carbohidratos previos al entrenamiento para obtener mayor intensidad, pero lo que muchos deportistas no saben es que los carbohidratos, especialmente los simples, como por ejemplo el pan, se convierten en glucosa rápidamente en nuestro organismo, lo que produce picos de ésta en sangre, liberando insulina que transporta ese exceso de glucosa al hígado para convertirlo en ácidos grasos y almacenarlo como glucógeno y grasa.

Sin embargo, los ácidos grasos de cadena media contenidos en el Aceite de Coco se metabolizan directamente en el hígado, lo que favorece que el organismo entre en el metabolismo de la grasa con facilidad, produciendo que nuestra grasa disminuya y nuestra masa muscular aumente. Además, el Aceite de Coco en la práctica deportiva tiene más utilidades, ya que mejora la resistencia y aporta energía de manera sostenida. A diferencia del consumo de carbohidratos, que producen picos de energía, el consumo de ácidos grasos de cadena media proporciona energía constante y sostenida durante largos periodos de tiempo, lo que se traduce como mayor capacidad de resistencia y menor agotamiento muscular.

Por otro lado, los carbohidratos aportan entorno a 4 kcal de energía por gramo mientras que las grasas como el Aceite de Coco aportan 9 kcal, lo que supone más del doble de aporte energético que el de los hidratos de carbono, es decir, que comiendo la misma cantidad obtendremos el doble de energía con el Aceite de Coco que con los carbohidratos. 

Además, incluir Aceite de Coco en nuestra dieta es muy sencillo, bien podemos tomarlo a cucharadas (de 3 a 4 al día) o hacer ricas recetas combinándolo con otros alimentos como ensaladas, tostadas e incluso para freír u hornear, siempre que éste sea Aceite de Coco Virgen Original o Ecológico. Si tienes más interés en recetas que usen aceite de coco visita la web del libro Cocinar sin Carbohidratos.

Podemos asegurar que el Aceite de Coco se ha convertido en un aliado indispensable en la práctica deportiva, con beneficios como el aporte de energía constante y la reducción de grasa.

¿Quiere leer más sobre otras propiedades y beneficios del Aceite de Coco?

Suscríbase gratis al blog dejando su dirección de correo electrónico aquí y recibirá automáticamente los nuevos artículos sobre el Aceite de Coco. No usaremos su correo electrónico para nada ajeno a este blog ni recibirá correo basura de nuestra parte. Además, estaremos muy agradecidos si nos ayuda a divulgar esta importante información compartiéndola con sus entorno en las redes sociales o como estime oportuno. ¡Toda ayuda será bienvenida!

 

Si te gustó este artículo también te gustarán estos:

1 comentario

  1. Marcela Camus

    Se ha polemizado tanto sobre las grasas o lipidos y el metodo Grez bueno yo consumo aceite de coco y soy bien sana a pesar de tener 68 años.la guerra del conocimiento en estas redes y la colusion existente en el mundo.Me hace oensar que es muy poco el aporte verdadero en pos de la humanidad.El poder es asi..Feliz 2017.

Deja un comentario